Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


vacuna BCG (TUBERCULOSIS)

Junio 2018

¿Qué es la tuberculosis?

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa producida por una bacteria (el bacilo Mycobacterium tuberculosis), que ataca inicialmente sobre todo a los pulmones, aunque puede extenderse a otras muchas partes del cuerpo. Es causa de importante mortalidad, principalmente en los países pobres, pero está extendida por todo el mundo.

Se contagia, sobre todo, por el contacto con enfermos que diseminan el microbio (enfermos bacilíferos) a través de la tos.

Las personas que han tenido contacto con esta bacteria o que están afectadas por la enfermedad muestran un resultado positivo en la prueba cutánea de la tuberculina, también llamada PPD o Mantoux.

¿Cómo prevenir la tuberculosis?

La enfermedad se previene evitando el contacto próximo y mantenido con enfermos tuberculosos no tratados.

Otra medida preventiva es la inmunización con vacuna de la tuberculosis, llamada la BCG.

¿Qué vacunas hay contra esta enfermedad?

En la actualidad solo disponemos de la clásica vacuna BCG, que toma su nombre de la bacteria modificada que la constituye: el bacilo de Calmette y Guérin. Es una vacuna viva, que contiene gérmenes atenuados en el laboratorio para que no causen daño, pero sí una respuesta inmunológica de defensa.

¿Quién debe vacunarse?

En Europa Occidental no se recomienda la vacunación general (sistemática) de todos los niños contra la tuberculosis, sino solo en determinadas circunstancias individuales de riesgo elevado de contraer la enfermedad.

La vacunación contra la tuberculosis, sin embargo, se aplica habitualmente en los países de bajo nivel socioeconómico, donde la enfermedad es más frecuente.

Actualmente resulta difícil obtener esta vacuna en España, pese a estar comercializada oficialmente en nuestro país.

¿Cómo se administra la vacuna?

La vacuna BCG se inyecta por vía intradérmica, es decir, justo por debajo de la superficie de la piel, en la zona del hombro; de forma que, nada más recibirla, es frecuente observar un bulto como el de la picadura de un mosquito en el punto de inoculación.

¿Cuáles son las reacciones adversas?

Es bastante frecuente que la vacunación produzca una reacción en el sitio de la inyección, que no es raro que se ulcere, cure lentamente y finalmente deje una pequeña cicatriz.

A veces también se palpa un pequeño ganglio durante mucho tiempo, en la axila o en la zona de la clavícula, en la proximidad del hombro donde se administró la BCG.

Se han comunicado casos de reacciones más importantes, conocidas como “becegeitis”.

En niños mayores o si hay posibilidad de contacto previo con la enfermedad, es habitual realizar, antes de la vacunación, la prueba de la tuberculina.

¿Cuáles son las precauciones y contraindicaciones de la vacunación?

Esta vacuna no debe utilizarse en pacientes con tuberculosis, ni que estén recibiendo tratamiento para esta enfermedad, ni en personas en las que en alguna ocasión hayan dado un resultado positivo en la prueba cutánea de la tuberculina o Mantoux.

Al ser la BCG una vacuna viva, también se debe evitar recibirla en el embarazo y se consultará con el médico si se tienen las defensas disminuidas por alguna enfermedad o si se recibe un tratamiento que las pueda debilitar (corticoides orales, medicinas antitumorales, etc.).

¿La Asociación Española de Pediatría (AEP) aconseja vacunar de tuberculosis?

La AEP aconseja seguir las recomendaciones de vacunación frente a la tuberculosis de niños incluidos en grupos de riesgo dictadas por las autoridades y profesionales sanitarios.

Asimismo, en el caso de cambio de residencia, se aconseja adaptarse al calendario de vacunaciones local, recibiendo esta vacunación, en los países donde la recomendación de vacunación infantil frente a esta enfermedad sea universal.