Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


vacuna TOSFERINA

Agosto 2016

¿Qué es la tosferina?

La tosferina es una enfermedad infecciosa que, al principio, parece un resfriado más, pero que luego se sigue de una tos persistente característica durante varias semanas, en forma de ataques que casi no dejan ni respirar, por lo que a veces se oye el típico gallo al coger aire, después de una salva de toses repetidas. Con frecuencia estos accesos finalizan con vómitos.

Es una enfermedad muy molesta en los mayores, pues también afecta a los adultos, y muy peligrosa en los más pequeños, pudiendo ser causa de ingreso en una unidad de vigilancia intensiva (UVI) de los bebés por insuficiencia respiratoria y crisis de cianosis (color azul de la piel por falta de oxígeno).

La produce la bacteria Bordetella pertussis y se contagia, como otras infecciones respiratorias, por el aire o por contacto con objetos contaminados por un enfermo, como, por ejemplo, las manos.

¿La Asociación Española de Pediatría (AEP) aconseja vacunar de la tosferina?

La AEP recomienda la vacunación de todos los niños contra la tosferina, siguiendo los calendarios de vacunación sistemática de las comunidades autónomas españolas donde residan y también promueve su inclusión en la dosis de refuerzo de tétanos y difteria que se aplica a los adolescentes, actualmente a los 13-14 años, en forma de vacuna trivalente Tdpa, como ya se venía haciendo en las Comunidades de Madrid y Asturias y en la ciudad autónoma de Melilla.

¿Qué vacunas hay contra esta enfermedad?

La vacuna contra esta enfermedad es una vacuna inactivada (no es una vacuna viva) que forma parte de vacunas combinadas. Éstas incluyen varios componentes además del de la tosferina, de manera que no está comercializada como vacuna individual por separado.

Forma parte de las vacunas hexavalentes (también de las pentavalentes, que tienen ahora problemas de suministro) que se administran en el primer y segundo año de vida, con pauta de 2, 4 y 11-12 meses, y también se incluye en el preparado trivalente de los 6 años (Tdpa/DTPa).

También se utiliza este preparado (Tdpa) para la vacunación de la embarazada en el tercer trimestre de la gestación para prevenir la enfermedad en el recién nacido. 

Tabla 1. Vacunas de uso en España que contienen el componente de la tosferina

Vacuna Componentes
Hexavalente Tosferina, tétanos, difteria, H. influenzae tipo b, polio y hepatitis B
Pentavalente Tosferina, tétanos, difteria, H. influenzae tipo b y polio
DTPa Tosferina, tétanos y difteria
Tdpa Tosferina, tétanos y difteria (la primera y la última, de baja carga)

¿Cómo se administra la vacuna?

La vacuna de la tosferina está incluida en las vacunas inyectables habituales que se aplican en el muslo o el brazo (hombro), según la edad, a los niños.

Los preparados que contienen como componente la vacuna de la tosferina pueden administrarse simultáneamente con otras vacunas.

¿Hay que vacunar a los adultos de la tosferina?

El problema más grave es la tosferina en el bebé, ya que puede incluso llegar a resultar mortal. Por esta razón se pretende protegerlo mediante la inmunización de los que le rodean, creando un escudo de inmunidad a su alrededor.

En España, como en otros muchos países, EE. UU. y Reino Unido, entre otros, se recomienda la vacunación de todas las embarazadas al final de la gestación con vacuna Tdpa, buscando prevenir la tosferina en sus hijos durante los primeros meses, hasta que alcancen la edad de la vacunación y puedan entonces desarrollar sus propias defensas contra esta enfermedad.

La AEP recomienda la vacunación con Tdpa de los adultos que estén en contacto habitual con niños pequeños, es decir, personal de guarderías y escuelas infantiles y profesionales sanitarios en contacto con ellos (esto ahora no es posible por el desabastecimiento de vacunas que incluyen el componente de tosferina), y también a las futuras madres que estén al final de su gestación. Otra posible estrategia es la vacunación de todos los convivientes con bebés o que tengan mucho contacto con ellos, como, además de los padres y hermanos, los abuelos y cuidadores (esto ahora no es posible por el desabastecimiento de vacunas con tosferina).

¿Cuáles son las reacciones adversas de la vacunación?

En la mayoría de las ocasiones son muy leves. Las más frecuentes son fiebre o febrícula, leve hinchazón o enrojecimiento en la zona de la inyección, o ligera irritabilidad o somnolencia en los días siguientes a su administración. Excepcionalmente puede aparecer llanto persistente, alteraciones neurológicas o reacciones alérgicas.

¿Cuándo está contraindicada la vacuna de la tosferina?

Al igual que cualquier vacuna, está contraindicada cuando se haya tenido una reacción alérgica intensa (anafilaxia) por alguno de sus componentes y también si se ha sufrido enfermedad cerebral (encefalitis) tras una dosis previa. Se recomienda no administrar tampoco en caso de enfermedad grave hasta que esté controlada. Aun no siendo contraindicaciones estrictas, deberá tenerse precaución si se padece una enfermedad neurológica progresiva, también cuando dosis anteriores hayan provocado fiebre de 40,5 ºC o un episodio de flaccidez y falta de respuesta persistente en las 48 horas siguientes a su administración. Por último, un llanto incoercible de más de 3 horas tras la vacunación debe considerarse un dato de precaución para sucesivas dosis.

Un catarro o cualquier otra infección leve no contraindica la vacunación.

 

[Artículo compartido con la web EnFamilia de la Asociación Española de Pediatría]