Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Embarazo y vacunas

Octubre 2019

La vacunación durante la gestación provoca dudas y preocupación en la mujer, sus familiares y también entre los profesionales sanitarios; por estos motivos, en algunas ocasiones no se vacuna y se desaprovechan oportunidades para proteger a la madre, al feto y al futuro recién nacido frente a enfermedades graves.

Son muy pocas las vacunas que, por precaución, no debe recibir una mujer embarazada. A las de este grupo desaconsejado se las conoce como las vacunas vivas atenuadas.

La vacunación de la mujer alrededor del embarazo (ANTES, DURANTE y DESPUÉS) tiene los siguientes objetivos:  

  • Proteger a la embarazada, ya que durante la gestación se producen cambios en el organismo que pueden aumentar la susceptibilidad y la gravedad de algunas enfermedades, como, por ejemplo, la gripe.
  • Proteger al feto de enfermedades prevenibles por vacunación que pueden afectar a su desarrollo, como, por ejemplo, la rubeola. 
  • Proteger al futuro recién nacido, gracias al paso por la placenta de los anticuerpos maternos, que dan defensas frente a enfermedades que pueden ser muy graves en los primeros meses de la vida, como, por ejemplo, la tosferina.

VACUNACIÓN CUANDO SE PLANEA UN EMBARAZO

  • La mujer que planea un embarazo debe completar el calendario vacunal correspondiente a su edad, además de recibir las vacunas específicas para su caso particular, por enfermedades previas, factores individuales de riesgo, posibilidad de viajes internacionales, etc.
  • Es especialmente importante la vacunación frente a sarampión, rubeola, parotiditis (paperas), varicela, hepatitis B y tétanos.
  • Se puede recibir cualquier vacuna antes de la gestación, pero, por precaución, en el caso de las vacunas vivas atenuadas: fiebre amarilla, fiebre tifoidea oral, gripe intranasal, triple vírica (sarampión, rubeola y parotiditis), varicela, herpes zóster y BCG (tuberculosis) deberá evitarse el embarazo durante los 28 días siguientes a la vacunación.

VACUNACIÓN EN EL EMBARAZO

La embarazada lo comparte todo con su futuro hijo. Esto significa que cuando recibe una vacuna, no solo se está protegiendo a ella, sino que también se protege a su bebé.

¿Cuáles son las vacunas recomendadas para TODAS las mujeres y en cada embarazo?

- Gripe, si el embarazo abarca la temporada gripal, con vacuna inyectable (inactivada) y en cualquier momento del embarazo.

- Tosferina, en todos los casos, con vacuna Tdpa a partir de la 27.ª semana de gestación, preferiblemente entre la 27 y la 32.

Estas dos, la de la gripe y la de la tosferina, son consideradas las vacunas de la embarazada (de cada embarazo) y pueden administrarse en la misma visita; de ahí el eslogan de un prestigioso pediatra canario:

EN EL EMBARAZO... UNA VACUNA EN CADA BRAZO

¿Por qué se recomienda la vacuna de la gripe?

Los cambios en el funcionamiento del organismo de la mujer (sistema inmune, cardiovascular y respiratorio) que ocurren durante la gestación aumentan la probabilidad de complicaciones de la gripe natural, que pueden ser incluso graves. Por otra parte, la gripe en el primer trimestre del embarazo se ha asociado con problemas en el desarrollo fetal y, más adelante, con un aumento de partos prematuros y bajo peso al nacimiento. Por último, también el recién nacido se incluye en los grupos de riesgo de padecer complicaciones por la gripe. 

Se debe recibir la vacuna inyectable durante la temporada gripal tan pronto como se pueda y en cualquier momento del embarazo, con independencia de las semanas de gestación transcurridas.

Es preciso vacunar de la gripe en cada nuevo embarazo, si este coincide en algún momento con la campaña de vacunación.

¿Por qué se aconseja vacunarse de la tosferina?

Durante los primeros 3 meses de la vida, la tosferina es una enfermedad grave e incluso, en algún caso, mortal. La vacunación de la madre durante el embarazo hace que ella produzca anticuerpos que llegan feto a través de la placenta y que protejan más adelante al bebé durante los primeros meses, que son los de mayor riesgo, pues tampoco ha iniciado su calendario vacunal infantil. Además, la vacunación evita que la madre padezca la tosferina y se la trasmita a su hijo.

La vacuna de la tosferina (Tdpa o dTpa) va incluida en un preparado combinado que contiene, además, los componentes frente al tétanos y la difteria.

Es preciso vacunarse en cada nuevo embarazo, preferentemente entre las 27-32 semanas de gestación y lo antes posible, ya que son necesarias, al menos, 2 semanas para alcanzar los niveles suficientes de anticuerpos para defender al futuro recién nacido. Si hay posibilidad de prematuridad se podría vacunar algunas semanas antes.

¿Cuáles son las vacunas contraindicadas durante el embarazo? 

En la gestación están contraindicadas, por precaución, las vacunas vivas atenuadas, y que para una mujer serían las siguientes:

  • Las de calendario habitual: triple vírica (sarampión, rubeola y paperas) y varicela.
  • Las de viajeros: fiebre amarilla y fiebre tifoidea oral.
  • Otras no utilizadas en España: gripe intranasal y BCG (tuberculosis).

No hay pruebas de un efecto perjudicial para el embrión o el feto porque la madre haya recibido (por desconocimiento o error) alguna de estas vacunas vivas, estando embarazada. Por este motivo, la vacunación no es una razón para la interrupción del embarazo.

Aunque la recepción de la vacuna frente al virus del papiloma humano (que no es una vacuna viva, sino inactivada) no se ha asociado con efectos adversos en el embarazo, puesto que los datos sobre la eficacia y seguridad son limitados, se recomienda la vacunación antes del embarazo o tras el parto.

¿Se puede vacunar a los convivientes de una embarazada?

La vacunación de los convivientes, incluso con vacunas vivas atenuadas (rotavirus, triple vírica, varicela, herpes zóster, etc.), es segura para la mujer embarazada. De hecho, el embarazo de una mujer debe aprovecharse para poner al día la inmunización de sus contactos familiares y domiciliarios.

En el caso de que un conviviente vacunado contra la varicela o el herpes zóster desarrolle una erupción en la piel tras la vacunación, deberá evitarse el contacto directo de las lesiones con la gestante si fuera susceptible y cubrir la zona afectada.

VACUNACIÓN TRAS LA GESTACIÓN

¿Qué vacunas debe recibir la madre después del parto?

Las madres que no se vacunaron durante el embarazo deberán recibir, tras el parto, la vacuna frente a la tosferina y, si es temporada de gripe, también la vacuna antigripal, pues suelen ser ellas quienes contagian con más frecuencia a sus bebés recién nacidos de enfermedades infecciosas respiratorias. Además, se recomienda la vacunación contra la varicela y la triple vírica (sarampión, rubeola y paperas), si no estuvieran vacunadas ni hubieran pasado estas enfermedades.

La lactancia materna no contraindica ninguna vacuna en el hijo amamantado ni en la madre. Además, las madres que amamantan a sus hijos y son vacunadas, también les dan defensas en forma de anticuerpos y otras sustancias que pasan a través de la leche. (Ver artículo sobre LACTANCIA MATERNA Y VACUNAS)

 

EN RESUMEN

  • Las vacunas indicadas en el embarazo son seguras y eficaces, tanto para la mujer como para el feto en desarrollo.
  • La gestación supone un periodo de mayor vulnerabilidad de la mujer ante ciertas infecciones, como es el caso de la gripe.
  • Las vacunas del embarazo son dos, la de la gripe y la de la tosferina: "en el embarazo una vacuna en cada brazo".
  • Tener todas las vacunas al día antes del embarazarse y recibir las vacunas indicadas durante la gestación (gripe y tosferina), protege de enfermedades graves a la madre, al feto y al recién nacido durante sus primeros meses de vida.
  • La lactancia materna no contraindica ninguna vacuna en la madre ni en el hijo amamantado.

-oOo-

Más información: