Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Pauta de vacunación para un niño de 5 años vacunado unicamente de tétanos

Fecha: 
14 septiembre 2015
Leído 7332 veces
Pregunta

Buenos días. Tenemos un hijo de 5 años con el que tras meditarlo mucho decidimos no seguir el calendario de vacunación. Aunque como nuestra presencia en el medio rural era bastante habitual decidimos ponerle la vacuna antitetánica. Las dosis fueron las siguientes: 1ª dosis cuando tenía 17 meses, 2ª dosis al mes siguiente y 3ª dosis al año siguiente. En aquel momento la única reacción que tuvo fue un endurecimiento de la zona en la que fue inyectado que le duró varios meses. Tras el triste acontecimiento transcurrido en Olot, decidimos vacunar a nuestro hijo de difteria. Pero comprobamos que todas las vacunas de Difteria iban asociadas al tetanos, por lo que nos preocupa las consecuencias que pueda tener esta sobrevacunación del tetanos. Desde el centro de salud nos recomendaron ponerle la vacuna pentavalente, con una pauta de dos meses entre la 1ª y la 2ª dosis, y otros dos meses entre la 2ª y la 3ª. La cuarta dosis pasados 6 meses. Esta propuesta es muy diferente de la que le han dado en otro centro de salud de la misma Comunidad a unos amigos que se encontraban en la misma situación que nosotros (con la excepción de que su hijo no había sido vacunado de tétanos). A su hijo en el centro de salud le han suministrado la 1ª y 2ª dosis de pentavalente con dos meses de distancia, y la tercera dosis le han dicho que no se la tienen que poner hasta dentro de 4 años, esta pauta les han dicho que se debe a la edad del niño (5 años). Tras estar dudando entre la vacuna pentavalente o comprar la de Difteria, tetanos y tos ferina, finalmente en agosto le administraron a nuestro hijo en el centro de salud la pentavalente. Pasadas unas treinta horas la zona de la inyección se le inflamó y entumeció bastante, la temperatura en la zona de la inyección permaneció caliente todo el tiempo que duró la inflamación, unas 48 horas aproximadamente. A los trece días de la administración de la vacuna tuvo dolor de cabeza durante un par de días que fue acompañado una noche de unas décimas de fiebre. No sabemos si estos últimos síntomas tienen relación o no con la administración de la vacuna. Al mirar esta web, después de vacunar a nuestro hijo, hemos visto que no recomendáis la vacuna hexavalente para niños de la edad de nuestro hijo, lo que nos ha hecho cuestionarnos que quizá la pentavalente tampoco. Como podréis observar estamos un poco confusos y preocupados con todas estas informaciones, desde nuestro centro de salud nos han recomendado que planteemos a este comité nuestras dudas, para que nos recomendéis la mejor pauta a seguir. ¿Puede surgir algún problema al revacunar tantas veces de tétanos? ¿Debemos poner una segunda vacuna pentavalente o cambiar a Difteria-Tetanos y Tos ferina? ¿Cuál sería la pauta? ¿Qué síntomas será normal que aparezcan después de la vacunación? Gracias por su atención.

Respuesta

Les vamos a contestar por partes:

1.- Como ustedes mismos han podido comprobar, todas las vacunas frente a difteria van asociadas al tétanos y viceversa, ya que no existe ninguna vacuna exclusivamente antitetánica. Debería revisar las tres dosis que su hijo recibió inicialmente, ya que serían probablemente componentes múltiples, con difteria, polio y posiblemente Haemophilus influenzae (Hib). 

2.- La reacción de inflamación y dolor local es frecuente tras la vacuna frente al tétanos, pero lo que refieren posteriormente de cefalea y décimas de fiebre 2 semanas después no es atribuible a la vacunación.

3.- Las vacunas combinadas, tanto las pentavalentes como las hexavalentes, pueden administrarse hasta los 6 años de edad, por lo que no hay problema en su caso.

4.- Les recomendamos que consulten en este enlace el número de dosis y los intervalos recomendados entre ellas.

5.- Por último, les felicitamos por haber decidido reiniciar la vacunación de su hijo y les recomendamos que completen el calendario. Las vacunas no solo no son malas sino que ayudan a proteger a nuestros niños de enfermedades potencialmente graves, como hemos podido comprobar lamentablemente tras el fallecimiento por difetria de un niño. 

Comité Asesor de Vacunas de la AEP