Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Vacuna hepatitis y aumentos autismo

Fecha: 
31 diciembre 2023
Leído 962 veces
Pregunta

Buenos días, si para contagiarse de hepatitis es necesario mantener relaciones sexuales o un contacto muy estrecho con la persona afectada, por qué ponen vacuna de la hepatitis en bebés tan pequeños que van d la cuna a la teta d la madre y poco más... Por otro lado, si no hay relación alguna entre el autismo y las vacunas triples....por qué ha aumentado el número tan considerablemente?

Respuesta

Hace años se establecía la vacunación frente a la hepatitis B de adolescentes como medida preventia para el contagio de la hepatitis B; sucede sin embargo que el contagio sexual NO es la unica vía de transmisión de la hepatitis B (aunque sea la mas frecuente) y debido a la alta eficacia de la vacunación que con 3 dosis da inmunidad de por vida la mayoría de países han establecido la vacunación frente a la hepatitis B en la infancia, medida por otra parte que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Como le vemos muy interesado, puede encontrar más información en el siquiente enlace.

No se conoce a ciencia cierta por la que se ha apreciado un cierto aumento de los TEA (transtorno del espectro autista); por una parte el aumento del diagnóstico se debe a la mayor consideración de esta entidad (se diagnostica lo que se busca); por otra parte en el ámbito genético se consideran que el crecimiento de la población TEA se debe a la calidad de los genes que transmitimos a nuestros hijos/as. A diferencia de épocas anteriores, en la actualidad generamos poca descendencia, engendrando con una edad mucho más avanzada que antiguamente.

Lo que si está descartado científicamente es que dicha causa sea debida a las vacunas. La edad de inicio de los primeros síntomas de autismo suele coincidir con la administración de algunas de las vacunas de calendario, entre ellas la triple vírica. La posible relación del autismo con la vacuna triple vírica es absolutamente FALSA.

El trabajo publicado por un inglés en los años 80, estableciendo esa relación, demostró ser fraudulento (puede consultar en este enlace), y ha sido retirado de la revista científica en la que se publicó. De hecho, el autor del artículo fue expulsado del Colegio de Médicos británico por ello. Con posterioridad se han publicado numerosos estudios que han permitido excluir cualquier tipo de relación entre el autismo y las vacunas. 

En este enlace podrá ampliar la información sobre vacunas y autismo.

Un cordial saludo