Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Antecedente de rombencefalitis tras vacunas de los 4 meses

Fecha: 
17 mayo 2017
Leído 1064 veces
Pregunta

Buenos días, Estoy asesorando a un lactante de 12 meses, que a las 48-72 horas de las vacunas de los 4 meses (HB, DTPa, VPI, HiB, VNC y MenC) desarrolla un cuadro de rombencefalitis que precisa ingreso en UCIP, actualmente sin ningún tipo de secuela neurológica. Desde el punto de vista epidemiológico, la etiología más frecuente sería un enterovirus, pero no se pudo demostrar dicha etiología en los estudios microbiológicos. Los padres están convencidos de que el origen de la rombencefalitis fue una alergia a los metales pesados de las vacunas, o un evento adverso como consecuencia de las vacunas. Sin embargo, están dispuestos a dialogar. Según las recomendaciones del CAV-AEP, si existen antecedentes de cuadros neurológicos de origen desconocido, lo recomendado es continuar con la vacunación salvo componente tos ferina y sarampión, por lo que me planteaba no ofrecer a la familia las vacunas DTPa ni TV, pero sí el resto. Les querría preguntar si están de acuerdo con esta recomendación y si conocen algún tipo de estudio genético o alérgico (que no sea el test MELISA) que presente suficiente evidencia científica y que fuera conveniente realizar antes de continuar con la administración de las vacunas (si la familia lo acepta). En caso de administrarlas de nuevo, se haría en medio hospitalario, para vigilar posibles eventos adversos. El niño no ha vuelto a recibir ninguna vacuna desde los 4 meses. Un saludo cordial y, como siempre, muchas gracias por vuestro trabajo.

Respuesta

Varios razonamientos a sus preguntas.

En la literatura médica no existe descripción de romencefalitis como efecto secundario a la vacunación [Rhomoencephalitis AND vaccines] se describe en infecciones por listeria, enterovirus 71 y herpesvirus 6.
El que no se haya encontrado un agente infeccioso en el caso de la vacunación del niño, no significa que la causa sea la vacuna administrada.
Si bien recomendamos no vacunar con componente de tosferina a niños con: 
  • Antecedente de encefalopatía (coma, disminución de la conciencia o convulsiones prolongadas) en los 7 días posteriores a la administración de una dosis previa de vacuna DTP, DTPa, Tdpa u otras vacunas combinadas que contengan el componente de la tosferina, y que no pueda atribuirse a otra causa.
Este niño no presenta esta condición, pero por precaución se podría prescindir del componente de tosferina, aunque esto obliga a más pinchazos porque debe utilizar vacunas monocomponentes frente a Hib, HB y VPI y también Td que, como sabe, está autorizada por la AEMPS para su utilización a cualquier edad, fuera de FT, en aquellos niños en que esté contraindicado el componente de tosferina.
 
La vacuna del sarampión no tiene nada que ver con esta situación, así que recomendamos administrarla a las edades en que está en calendario.
 
Nos parece exagerado administrar las vacunas en un centro hospitalario ya que en atención primaria existen los medios necesarios para actuar en caso de reacción grave, pero eso es una decisión personal de su pediatra y de la familia.
 
No conocemos test de metales pesados fiable, aunque como bien sabe en general son un fraude y no tiene nada que ver con las vacunas, porque el aluminio al que se tilda de metal pesado está suficientemente contrastado y se ha comprobado que la sumación del aluminio que contienen todas las vacunas administradas en los 2 primeros años de vida y el contenido en el agua y en la alimentación (incluida la leche materna) ni se acerca al umbral considerado inseguro por la FDA.
 
Debe tratar de explicar a los padres la situación, aunque sea difícil y conseguir que se inmunice frente a la mayor parte de las enfermedades que se previenen con un calendario bueno como el de Madrid.
 
Comité Asesor de Vacunas de la AEP