Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


La lucha para la eliminación del paludismo (malaria) continúa

30 enero 2023
Fuente: 
Elaboración propia a partir de varias fuentes

Contenido
● World Malaria Report 2022 [ver] ● Casos de paludismo [ver] ● Fallecimientos por paludismo [ver] ● Progreso de los objetivos de la Estrategia Técnica Mundial [ver] ● En resumen [ver] ● Más información en esta web [ver] ● Referencias bibliográficas [ver]
En pocas palabras
● La OMS ha publicado el World Malaria Report 2022, en el que se presentan los avances y dificultades en la lucha contra el paludismo en el mundo.
● En 2021 se estimó que hubo 247 millones de casos en 84 países, y unas 600·000 muertes, 4 de cada 5 de ellas en niños menores de 5 años. Los países de la región africana de la OMS sufren la mayoría de los casos y muertes.
● A pesar de los continuos avances en las últimas décadas, desde 2015 se ha producido un enlentecimiento del avance que compromete el logro de los objetivos de la Estrategia Técnica Mundial contra la Malaria 2016-2030.
● La interrupción de los servicios de salud por la pandemia, la reducción de la efectividad de los insecticidas que impregnan las mosquiteras, la expansión de un Anopheles de origen asiático con mayor capacidad de adaptación a entornos urbanos, y otros diversos factores están entre las causas de la situación actual.
Ver también
● CAV-AEP, 30 de enero de 2023. Vacunas frente al paludismo (malaria).

-oOo-

World Malaria Report 2022

El 8 de diciembre de 2022, la OMS ha publicado el World Malaria Report 2022, que analiza los avances y los problemas en la lucha contra el paludismo en 2020-2021 a nivel mundial.

Se señala en esta publicación que, aunque con un ritmo inferior al deseado, se sigue avanzando en el objetivo de la eliminación del paludismo:

  • En 2021 había 84 países endémicos, mientras que en 2000 el número era de 108.
  • Los países endémicos con menos de 10·000 casos cada año han aumentado de 27 en 2000 a 46 en 2021.
  • No obstante, más de 600·000 personas siguen muriendo cada año por paludismo, y la mayoría son niños.

Así, el paludismo sigue suponiendo un reto sanitario que se ha visto, además, agravado por la disminución de la efectividad de las principales herramientas de lucha contra esta enfermedad. El aumento de la resistencia a los mosquiteros tratados con insecticida y a los regímenes de tratamientos antimaláricos sigue siendo motivo de gran preocupación, sobre todo en África (Nankabirwa JI, Am J Trop Med Hyg 2022). En algunas zonas, los parásitos del paludismo escapan a la detección de las pruebas de diagnóstico más utilizadas. Y la invasión de un mosquito que se adapta fácilmente a los entornos urbanos, el Anopheles stephensi, supone un riesgo real (Mnzava A, Malar J 2022). 

En este texto se hace una reseña breve del documento antes citado. En una próxima entrada se describirá el estado de desarrollo de las vacunas antipalúdicas. 

[volver al principio]

Casos de paludismo

A nivel mundial, se estima que en 2021 hubo 247 millones de casos de paludismo en 84 países donde la enfermedad es endémica, lo que supone un aumento respecto a los 245 millones de 2020, siendo la mayor parte de este aumento procedente de los países de la Región de África de la OMS (World Malaria Report 2021). En 2015, el año de referencia de la Estrategia Técnica Mundial contra la Malaria 2016-2030 (ETM), se estimó que había 230 millones de casos de paludismo. 

Entre 2019 y 2021 se han producido aproximadamente 13 millones de casos adicionales atribuibles a la interrupción de las estrategias preventivas durante la pandemia de COVID-19 (Weiss DJ, Lancet Infect Dis 2021). 

La incidencia de casos de paludismo (es decir, casos por cada 1000 habitantes en riesgo) se redujo de 82 en 2000 a 57 en 2019, antes de aumentar a 59 en 2020. No ha habido cambios en la incidencia de casos entre 2020 y 2021. El aumento en 2020 se asoció también a la interrupción de los servicios de salud durante la pandemia (Monroe A, Malar J 2022)

La Región de África de la OMS, con una estimación de 234 millones de casos en 2021, registró alrededor del 95 % de los casos mundiales. De hecho, el 96 % de los casos de paludismo en el mundo se produjeron en 29 países, y cuatro países (Nigeria 27 %, Rep. Dem. del Congo 12 %, Uganda 5 % y Mozambique 4 %) sufrieron casi la mitad de todos los casos en el mundo.

[volver al principio]

Fallecimientos por paludismo

Globalmente, las muertes por paludismo se redujeron constantemente durante el período 2000-2019, pasando de 897 000 en 2000 a 568 000 en 2019. En 2020 aumentaron un 10 %, con un descenso en 2021 hasta 619 000 (ver imagen adjunta). El 96 % de los fallecimientos por paludismo se produjeron en 29 países. Cuatro de ellos han registrado el 50% de todas las muertes en 2021: Nigeria (31 %), Rep. Dem. del Congo (13·%), Níger (4 %) y Tanzania (4·%). 

El porcentaje de muertes totales por paludismo en niños menores de 5 años se redujo del 87 % en 2000 al 76 % en 2015 (Perin J, Lancet Child Adolesc Health 2022). Desde entonces no ha habido ningún cambio. 

Con una visión global, con los distintos programas llevados a cabo entre 2000 y 2021, se considera que se han evitado 2000 millones de casos de paludismo y casi 12 millones de fallecimientos (ver imagen adjunta). La mayoría de los casos (82 %) y muertes (95·%) evitados se produjeron en la Región de África de la OMS, seguida por la Región de Asia Sudoriental (casos 10 % y muertes 3 %).

[volver al principio]

Progreso de los objetivos de la Estrategia Técnica Mundial

El objetivo prioritario de la Estrategia Técnica Mundial (ETM) es reducir la incidencia y la tasa de mortalidad del paludismo en, al menos, un 75 % en 2025 y en un 90 % en 2030 con respecto a la base de referencia de 2015. Para 2020, el objetivo de la ETM era una reducción del 40 %.

A pesar de los considerables progresos realizados desde el año 2000, los hitos de la ETM 2020 en materia de morbilidad y mortalidad no se han alcanzado a nivel mundial. Si se mantienen las tendencias actuales, los objetivos de la ETM 2025 tampoco se alcanzarán a nivel mundial.

La incidencia de casos de paludismo de 59 casos por cada 1000 habitantes en riesgo en 2021, en lugar de los 31 casos por 1000 esperados si el mundo estuviera en camino de alcanzar el hito de morbilidad de la ETM 2021, significa que, a nivel mundial, existe una desviación del objetivo de un 48 %.

Aunque el progreso relativo en la tasa de mortalidad es mayor que el de la incidencia de casos, el objetivo de la ETM de 7,8 muertes por paludismo por cada 100·000 habitantes en riesgo en 2021 era un 48 % inferior a la tasa de mortalidad de 14,8 observada en el mismo año.

Las principales líneas de investigación y desarrollo (I+D) son, de forma esquemática: nuevas técnicas diagnósticas; control de los vectores; nuevos fármacos antimaláricos; profilaxis; inmunización pasiva con anticuerpos monoclonales; vacunas.

[volver al principio]

En resumen

El progreso general hacia el control del paludismo empezó a ralentizarse a partir de 2015, antes de la pandemia de COVID-19. Los esfuerzos para alcanzar los hitos establecidos por la Estrategia Técnica Mundial (en inglés: Global technical strategy for malaria 2016-2030) suponen desafíos aún mayores, particularmente en la Región de África de la OMS, donde se siguen produciendo el 96 % de los fallecimientos por paludismo, de los que 4 de cada 5 corresponden a niños menores de 5 años. 

Las interrupciones de los servicios de salud registradas durante la pandemia, combinadas con otras crisis humanitarias, la dificultad para el mantenimiento de los sistemas de salud, la financiación limitada, el aumento de las amenazas biológicas y la disminución de la eficacia de las herramientas básicas de control del paludimso, ponen en riesgo el avance en el control del paludismo. 

Según ha dicho Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS: “Tras un aumento evidente de los casos de paludismo y fallecimientos en el primer año del COVID-19, los países más afectados han redoblado sus esfuerzos para atenuar el impacto de la pandemia en el control del paludismo. Nos enfrentamos a muchos retos, pero hay motivos para la esperanza. Al fortalecer la respuesta, comprender y mitigar los riesgos y acelerar la investigación, hay muchas razones para soñar con un futuro libre de paludismo”.

[volver al principio]

-oOo-

Más información en esta web

[volver al principio]

Referencias bibliográficas

[volver al principio]