Vista creada el 13/07/2020 a las 14:12 h

La OMS advierte de los riesgos de extensión del sarampión en Europa

30 marzo 2017
Fuente: 
elaboración propia a partir de varias fuentes, principalmente la OMS
En el pasado mes de enero se ha constatado el incremento del número de casos de sarampión en 7 países europeos.

La oficina europea de la OMS ha advertido [1] del incremento de la notificación de casos de sarampión en Europa y del riesgo de extensión a aquellos países que mantienen coberturas vacunales por debajo del 95 %. Esta situación está siendo recogida en los medios de comunicación europeos (BBC [2], La República.it [3] , France 24 [4]).  

Los datos del pasado mes de enero son:

  • 559 casos notificados.
  • De estos casos, el 85 % se han detectado en 7 países: Italia y Rumanía [5] reúnen la mayoría de ellos; además, Alemania, Francia, Polonia, Suiza y Ucrania.
  • Se prevé que en febrero las notificaciones mostrarán un notable incremento.

La situación global en Europa [6], a fecha de 2016, es:

  • En 37 de los 53 países de los que se tienen datos han interrumpido la transmisión del virus del sarampión (entre estos, España).
  • De los anteriores, 24 mantienen la situación durante más de 36 meses, por lo que se considera que han eliminado la enfermedad.
  • En 14 países persiste la transmisión endémica: Alemania, Bélgica, Bosnia-Herzegovina, Francia, Georgia, Italia, Kazajistán, Kirguistán, Polonia, Rumanía, Serbia, Suiza, Turquía y Ucrania.

Los países con cobertura vacunal con 2 dosis inferior al 95 % están en riesgo franco. En Europa, 17 países notifican [7], en noviembre de 2016, una cobertura de la segunda dosis de vacuna del sarampión inferior al 90 % (Ucrania 57 %, Francia 77 % y Dinamarca 80 %, entre los de menor cobertura). Según esta fuente, en España era del 94 %.

Las causas de las bajas coberturas son múltiples: por una parte, en lugares como Ucrania son probablemente las dificultades de acceso a la vacunación, pero en otros, en los casos de Francia, Dinamarca e Italia, es la desconfianza en las vacunaciones [8] y la desidia (falta de percepción del riesgo real de la enfermedad y del valor de la vacunación) de ciertos estratos de la población y los movimientos antivacunas. En Italia, los medios de comunicación han relacionado la situación actual y el aumento de casos de sarampión con las posiciones de algún partido político [9] que “… no se opone a todas las vacunas, pero da mucha importancia a sus efectos secundarios y las relaciona con los intereses económicos de las farmacéuticas”. En Francia se plantean tomar medidas extraordinarias [10]  para atajar la deriva de los últimos años.

La OMS estima que ningún país y ningún individuo está libre de resultar expuesto al virus del sarampión, dado el nivel de interconexión en la Europa de hoy (los recientes casos de Barcelona [11] muestran que el riesgo es real).

-oOo-

Más información: