Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Gripe aviar: riesgos para la salud humana, ¿la próxima pandemia?

14 marzo 2024
Fuente: 
Elaboración propia a partir de varias fuentes

Contenido
● Introducción [ver].
● Virus A de la gripe [ver].
● Brotes por virus A(H5N1) de origen aviar, con frecuencia creciente y no solo en aves [ver].
● Trasmisión de los virus de la gripe aviar a otras especies [ver].
● Infección humana por virus de la gripe aviar [ver].
● Los brotes actuales de gripe aviar en animales suponen un riesgo para los seres humanos [ver].
● Respuesta ante los riesgos de la extensión de la gripe aviar a los humanos [ver].
● Vacunas para prevenir la infección humana por gripe aviar [ver].
● Más información en esta web, referencias bibliográficas y enlaces recomendados [ver].
En pocas palabras
● Tras la recomendación de la EMA para autorizar nuevas vacunas de la gripe pandémica, se exponen los riesgos para la salud animal y humana por la expansión de brotes causados por el subtipo H5N1 del virus A de gripe aviar.
● El virus A(H5N1) de origen aviar ha causado un número inusitado de brotes no solo en aves, sino también en otras especies animales, como los mamíferos silvestres, de granja y mascotas, incluyendo emplazamientos geográficos nunca antes afectados.
● Sin embargo, las infecciones humanas solo han ocurrido de forma esporádica, no habiendo sido demostrada la trasmisión persona a persona.
● Una "evaluación rápida de riesgos" efectuada por el Ministerio de Sanidad en septiembre de 2023 afirma que, actualmente, el riesgo asociado a la gripe aviar A(H5N1) se considera muy bajo para la población general.
● No obstante, es necesario identificar cualquier caso humano lo antes posible para activar el seguimiento de los contactos y otras medidas de Salud Pública, y para monitorizar cualquier posible propagación de persona a persona.
● El creciente número de detecciones del subtipo A(H5N1) en mamíferos, que están biológicamente más cerca de los humanos que las aves, genera preocupación ya que el virus podría mutar y mejorar la capacidad para infectar a humanos y adquirir la de trasmitirse entre estos.
● Se han propuesto una serie de medidas para controlar la expansión del virus aviar A(H5N1), entre ellas la vigilancia virológica intensiva y la preparación para una eventual pandemia.
● Las vacunas serían, en un escenario pandémico, una -aunque importante- entre otras muchas medidas de respuesta. En este contexto se inscribe la decisión de la EMA de recomendar nuevas vacunas de preparación para una eventual pandemia.
Ver también
● CAV-AEP, 13 de marzo de 2024. La EMA recomienda la autorización de vacunas contra la gripe pandémica de origen aviar.

 

-oOo-

Introducción

Recientemente, la European Medicines Agency (EMA) ha decidido recomendar la autorización de dos nuevas vacunas dirigidas a la prevención de la infección humana por virus de la gripe aviar del subtipo A(H5N1), debido a la creciente extensión de los brotes que afectan a distintas especies de aves y mamíferos, silvestres y de granja, con los cosiguientes riesgos potenciales para la salud humana.

En esta nota se expone sucintamente algunos aspectos epidemiológicos de la gripe aviar y los riesgos de trasmisión a otras especies animales, entre ellas, los seres humanos.

[volver al principio]

Virus A de la gripe

Los virus A de la gripe se detectan en muchos animales diferentes, incluidos aves silvestres y de granja y mamíferos terrestres (entre ellos, los humanos) y marinos, silvestres, de granja y mascotas. Por su lado, los virus B de la gripe circulan ampliamente sólo entre humanos (CDC, jun/2022).

Hay numerosos subtipos del virus A de la gripe según dos proteínas de su superficie (18 subtipos de hemaglutinina y 11 de neuraminidasa) dando lugar a numerosas posibles combinaciones. Prácticamente todos los subtipos afectan a las aves (silvestres y de granja, sobre todo acuáticas), con las únicas excepciones de dos (H17N10 y H18N11) que se han identificado exclusivamente en murciélagos (CDC, feb/2024). El ganado porcino (cerdos) y los humanos son, también, afectados por diversos subtipos del virus A de la gripe.

Hasta la fecha los virus A de la gripe son los virus gripales que mayor impacto han tenido en la salud humana (epidemias estacionales y pandemias). No todos los subtipos de estos virus afectan por igual a distintos grupos de animales. Los subtipos H1N1 -el que causó la pandemia de 2009- y H3N2 circulan ampliamente entre los humanos desde hace años. Por su parte, los subtipos A/H2, A/H5 y A/H7, con reservorios aviares y porcinos, son los que se presumen con capacidad pandémica si mejoran su competencia para trasmitirse a los humanos y entre estos. El subtipo A/H5 de origen aviar concentra el interés actualmente.

[volver al principio]

Brotes por virus A(H5N1) de origen aviar, con frecuencia creciente y no solo en aves

Se han documentado numerosas epizootias (epidemias entre especies animales) causadas por virus A/H5 y A/H7 de elevada patogenicidad en diversas poblaciones animales. En los últimos años se han registrado brotes, con frecuencia creciente, del subtipo A/H5 en poblaciones de aves silvestres y de granja en numerosos países, así como eventos esporádicos de trasmisión a humanos y otros mamíferos:

  • El virus A(H5N1) se identificó en 1996 en el sur de China y Hong Kong. Causa una elevada mortalidad entre las aves de corral cuando las infecta. Sigue estando mal adaptado a los humanos, la transmisión de aves a estos es poco frecuente y no se ha observado transmisión sostenida de persona a persona. Sin embargo, puede causar enfermedades graves en humanos. En Europa, este virus se había detectado solo esporádicamente hasta 2021. Desde entonces, sin embargo, ha causado los mayores brotes en aves silvestres y de granja jamás observados en Europa. 
  • En marzo de 2013 se identificó en China un nuevo virus A de la gripe aviar, subtipo A(H7N9), que causa enfermedades graves en humanos. Esta ha sido la primera vez que un virus de gripe aviar de baja patogenicidad en aves se asoció con resultados fatales para los humanos. Tras la vacunación masiva de aves de corral en China, solo se han observado infecciones humanas esporádicas; el último caso se notificó en marzo de 2019.

Hace pocos días se ha informado del primer caso de infección humana con un virus A(H9N2) de origen aviar en China (CIDRAP, 12/mar de 2024).

También recientemente se ha informado de la identificación de un virus A de gripe aviar en restos de aves muertas en la Antártida, tras una investigación en la que ha colaborado un equipo español (Ministerio de Ciencia, feb/2024). En las últimas semanas, también se ha informado de la presencia de virus A/H5 de origen aviar en pingüinos en la Antártida (CIDRAP, 12/mar de 2024). Esos hallazgos constituyen un paso importante en la capacidad de trasmisión y adaptación del virus a condiciones extremas y nuevos escenarios.

[volver al principio]

Trasmisión de los virus de la gripe aviar a otras especies

Las aves infectadas eliminan el virus de la gripe a través de la saliva, las mucosas y las heces; el virus se puede trasmitir de forma directa, por contacto, y a través de gotitas y aerosoles. Las infecciones humanas y de otros mamíferos pueden ocurrir tras la exposición directa a través de las mucosas de los ojos, la nariz o la boca de una persona, o cuando se inhala.

Desde octubre de 2021, se ha notificado un número de brotes sin precedente en diferentes regiones del mundo, alcanzando nuevas áreas geográficas y causando efectos devastadores en la salud animal. En la imagen adjunta se muestra el importante incremento de brotes en aves y otros animales en Europa (Ministerio de Sanidad, sep/2023). 

Si bien afecta principalmente a las aves de corral y silvestres, la gripe aviar puede trasmitirse ocasionalmente a los mamíferos, entre ellos las personas. Se ha notificado un número creciente de casos de gripe aviar A(H5N1) en varios tipos de mamíferos, tanto terrestres (silvestres, de granja y mascotas) como acuáticos, causando gran morbilidad y mortalidad, lo que aumenta la inquietud acerca de la amenaza que representa para la salud animal y humana (WOAH, feb/2023).

En octubre de 2022 se notificó un brote causado por un virus A/H5 de gripe aviar en una granja de visones en Galicia, en el que se asume que pudo haber transmisión entre los animales afectados (Agüero M, Euro Surveill 2023; SINC, 24/ene de 2023Real C, El Mundo 25/ene de 2023). 

[volver al principio]

Infección humana por virus de la gripe aviar

Aunque los virus A de la gripe aviar generalmente no infectan a las personas, ha habido casos, hasta ahora esporádicos, de infección humana. La gravedad de las infecciones humanas causadas por este virus ha variado desde la ausencia de síntomas o una enfermedad leve (conjuntivitis o síntomas similares a los de cualquier infección de las vías respiratorias altas) hasta una enfermedad grave (neumonía) que puede provocar la muerte. Los subtipos H5N1 y H7N9 han sido responsables de la mayoría de las enfermedades humanas causadas por los virus de la gripe aviar en todo el mundo hasta la fecha.

En la imagen adjunta se muestra la evolución de los casos humanos confirmados y su reducción cuando, ya en los últimos años, se han puesto en marcha medidas de control en los brotes en animales de granja (Ministerio de Sanidad, sep/2023).

Una "evaluación rápida de riesgosefectuada por el Ministerio de Sanidad en septiembre de 2023 afirma que: "A pesar de la magnitud de la actual epizootia, la mayor de las registradas hasta ahora a nivel mundial, desde el inicio de la temporada 2021-2022 hasta agosto de 2023, sólo se han comunicado 15 detecciones confirmadas en humanos (5 informadas como contaminación en trabajadores expuestos), incluyendo dos fallecidos, en todo el mundo". Y concluye que: "el riesgo asociado a la gripe aviar A(H5N1) se considera muy bajo para la población general". 

La transmisión a humanos es un evento poco común, pero es necesario identificarlo lo antes posible para activar el seguimiento de los contactos y otras medidas de Salud Pública, y para monitorizar cualquier posible propagación de persona a persona. Las personas en riesgo son principalmente aquellas que están en contacto directo o manipulan aves de corral, sus productos o restos (por ej., ganaderos, veterinarios y trabajadores involucrados en el sacrificio y procesamiento), así como aquellos expuestos a ambientes contaminados.

[volver al principio]

Los brotes actuales de gripe aviar en animales suponen un riesgo para los seres humanos

Hasta la fecha, desde princpios del siglo XX, se han conocido cuatro pandemias gripales (Saunders-Hastings PR, Pathogens 2016):

  • 1918-19, causada por un virus A(H1N1), la mal llamada "gripe española", que causó más de 50 millones de víctimas.
  • 1957-58, A(H2N2), o gripe asiática.
  • 1968-70, A(H3N2), o gripe de Hong Kong.
  • 2009-10, A(H1N1), gripe porcina o gripe norteamericana. Este virus ha seguido circulando de forma predominante desde entonces.

Existen dos tipos de riesgo para la salud humana debido a los virus de la gripe aviar:

  • El riesgo de infección directa por la forma nativa del virus de la gripe aviar.
  • El riesgo que plantea la posibilidad de que surjan nuevas cepas con capacidad pandémica, ya sea directamente de los virus de la gripe aviar o de su recombinación con otros virus humanos o de otros animales.

Los virus de la gripe aviar normalmente se propagan entre aves, pero el creciente número de detecciones del subtipo A(H5N1) en mamíferos, que están biológicamente más cerca de los humanos que las aves, genera preocupación ya que el virus, que hasta el momento no parece capaz de trasmitirse de persona a persona, podría mutar y adquirir esta característica.  

[volver al principio]

Respuesta ante los riesgos de la extensión de la gripe aviar a los humanos

Dada la propagación sin precedentes del subtipo H5N1 del virus A de la gripe aviar en aves y mamíferos, y el riesgo potencial para la salud humana, la FAO, la OMS y la OMSA han instado a los países a tomar las siguientes medidas (OMS, jul/2023):

  • Prevenir la gripe aviar en su origen, principalmente mediante la mejora de las medidas de bioseguridad en granjas e instalaciones avícolas, y la aplicación de buenas prácticas de higiene. La vacunación de las aves sería una herramienta complementaria.
  • Detectar, notificar y responder rápidamente ante brotes en animales como primera línea de defensa.
  • Mejorar la vigilancia de la gripe en animales y seres humanos. 
  • Investigación epidemiológica, virológica y genómica. Compartir información sobre secuencias genéticas de virus aislados.
  • Fomentar la colaboración entre los sectores implicados en la sanidad animal y la humana.
  • Políticas eficaces y transparentes de comunicación de riesgos.
  • Preparación frente a pandemias de gripe a todos los niveles. En este apartado se incluye la investigación de nuevas vacunas pre- y pandémicas.

Mucho se ha hablado de la necesidad de preparación para una eventual próxima pandemia que, también en caso de la gripe, será de origen zoonótico muy probablemente. Mucho se ha hablado, pero, realmente, poco se ha hecho, según algunos autores (Dzau V, Lancet Microbe 2023), por lo que apremian a las autoridades a hacerlo.

[volver al principio]

Vacunas para prevenir la infección humana por gripe aviar

En el campo de las vacunas, las prioridades, entre otras, incluirían:

  • La investigación virológica, epidemiolígica y farmacológica.
  • La construcción de instalaciones para la fabricación de vacunas y dispositivos diagnósticos y terapéuticos, evitando la concentración en regiones con elevados recursos.
  • Anticipar la garantía de la distribución equitativa de todos los recursos necesarios. 

Actualmente la investigación de vacunas antigripales incluye, de forma inseparable, los objetivos de protección contra la gripe estacional (H1N1 y H3N2), con vacunas que resuelvan la variable y limitada efectividad de las actuales (entre un 10 y un 60 %) y contra la gripe pandémica ("tipos virales prepandémicos": A/H2, A/H7 y, sobre todo, A/H5). Se exploran variados y novedosos enfoques y plataformas, incluyendo las tradicionales de virus inactivados y las de ARNm, entre otras.

Las recientes decisiones de la EMA de las que se ha informado en esta web se inscriben en este contexto de los preparativos para afrontar los riesgos de la extensión de los virus de la gripe aviar a los humanos.

[volver al principio]

-oOo-

Más información en esta web

Referencias bibliográficas y enlaces recomendados

Otras referencias

[volver al principio]