Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


La OMS completa la composición de la vacuna antigripal de 2019-2020

29 marzo 2019
Fuente: 
OMS

El pasado 21 de febrero, la OMS dio a conocer la composición recomendada para las vacunas antigripales en la temporada 2019-2020 en el hemisferio norte, aunque sin aclarar la cepa H3N2 elegida.

Ahora, como había previsto, la OMS acaba de desentrañar la duda: ha elegido un virus H3N2 similar a A/Kansas/14/2017. Se trata de un virus novedoso y que tampoco forma parte de las vacunas antigripales para la próxima temporada, en este 2019, en el hemisferio sur. 

La elección del virus H3N2 para la vacuna plantea dificultades especiales cada año; ya en 2003, como ahora en 2019, la OMS demoró un mes la elección de este componente de la vacuna antigripal, lo que tiene una importancia crucial para poder garantizar la fabricación de los millones de dosis necesarias para la próxima campaña (octubre de 2019).

Razones de la OMS para la elección del virus A(H3N2)/Kansas/14/2017

La razón básica, según expone la OMS en su documento del 21 de marzo (y en un anexo en forma de preguntas y respuestas) ha sido la observación de amplias diferencias regionales en la proporción relativa de virus A (H3N2) pertenecientes al clado 3C.3a y al subclado 3C.2a1b, antigénicamente distintos. Esta variabilidad en los clados circulantes y en el comportamiento antigénico de los mismos es la razón de la dificultad para generar candidatos vacunales con probabilidad de capacidad para inducir una protección eficaz.

La mayoría de los virus A (H3N2) caracterizados genéticamente desde septiembre de 2018 a febrero de 2019 pertenecían al clado 3C.2a; sin embargo, la proporción de virus del 3C.3a ha aumentado sustancialmente desde noviembre de 2018 en varios países de Europa occidental, Israel y especialmente en los EE. UU. de América. En las últimas temporadas, las vacunas desarrolladas en huevo dirigidas al clado 3C.2a han mostrado una efectividad baja, por lo que los expertos han entendido como mejor opción la apuesta por cubrir el clado 3C.3a. Es difícil predecir si el clado 3C.3a seguirá circulando la próxima temporada, pero si lo hace, el componente vacunal elegido (A/Kansas/14/2017) podría condicionar una efectividad aceptable, mejor que la de la temporada 2018-2019.

El problema observado con el comportamiento de la cepa viral H3N2 de la temporada que está acabando (A/Singapore/INFIMH-16-0019/2016) es que en el proceso de fabricación mediante propagación en huevo, se producían ciertos cambios adaptativos en su comportamiento antigénico que finalmente condujeron a una menor capacidad de protección frente a los virus H3N2 circulantes. 

-oOo-

Más información: