Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Frenazo a la vacuna frente al dengue

07 diciembre 2017
Fuente: 
Elaboración propia a partir de varias fuentes.

El dengue es la enfermedad transmitida por mosquitos más extendida actualmente (unos 400 millones de infecciones al año). Hay 4 serotipos virales distintos. Solo un 25 % de estas infecciones son sintomáticas y la mayoría de estos casos se recuperan dejando una inmunidad duradera frente al serotipo viral causante, pero solo una protección parcial y temporal cruzada frente a los demás serotipos. Algunos de estos casos, si se infectan posteriormente por un serotipo distinto, pueden presentar formas graves de la enfermedad ("dengue hemorrágico"). Se estima que cada año se producen unos 500·000 casos graves, con una mortalidad del 2,5-5 %.

 

Dengvaxia® es la primera vacuna frente al dengue aprobada por la OMS (position paper, julio 2016) y en 19 países: es una vacuna atenuada, recombinante y tetravalente, con pauta de 3 dosis, indicada en personas de 9 a 45 años de edad. En Brasil y Filipinas se está usando en programas de vacunación dirigidos a ciertas poblaciones.

La investigación de vacunas frente a esta enfermedad ya viene de lejos, pero el camino está siendo tortuoso.

¿Qué sabíamos de esta vacuna hasta ahora?

Dos ensayos clínicos en fase 3 en Asia y Latinoamérica habían mostrado una eficacia del 59,2 % en el año posterior a la vacunación y del 79,1 % frente al dengue grave; la eficacia variaba según el serotipo implicado, la edad y el estado serológico del individuo al comienzo de la vacunación.

Pero a partir del tercer año tras la vacunación, se observó una menor eficacia y un exceso de casos de dengue grave en algunos subgrupos de vacunados. Entre estos, los niños de 2-5 años de edad, motivo por el cual la indicación de uso se resituó en los mayores de 9 años de edad. La menor eficacia y el mayor riesgo de dengue grave, en los niños de menor edad y otros subgrupos, estaban relacionados con el estatus serológico: peor respuesta a menor edad o, en regiones con menor circulación del virus, si menos contactos previos con el virus y menor nivel de anticuerpos específicos. Esta parecía ser la clave, pero ¿por qué? La pregunta sigue sin tener respuesta.

La seguridad de la vacuna del dengue en personas seronegativas

Para aclarar la cuestión, el fabricante de la vacuna, Sanofi Pasteur, puso en marcha un análisis adicional de las muestras de algunos vacunados en el mes 13.º tras el inicio de la vacunación, un mes después de la tercera dosis, utilizando una técnica capaz de distinguir los anticuerpos producto de la exposición natural previa y los de la vacunación.

Este análisis ha confirmado que los seronegativos antes de la vacunación tienen un mayor riesgo de enfermedad grave un tiempo después de un periodo inicial de protección. En base a estos resultados, Sanofi Pasteur ha solicitado a las agencias reguladoras que se suspenda la recomendación de vacunación en individuos seronegativos o en poblaciones donde los estudios de seroprevalencia no demuestren un nivel mínimo determinado (70 %, según el position paper de la OMS de 2016).

La OMS cambia su recomendación de uso de Dengvaxia®

A la espera de un análisis pormenorizado de los datos expuestos y de una explicación convincente de sus porqués, la OMS, en una nota del 30 de noviembre, recomienda que Dengvaxia® solo se utilice en individuos en los que se haya confirmado que han sido infectados previamente por el virus del dengue.

Como consecuencia de los anuncios de la OMS y de Sanofi Pasteur, el gobierno filipino ha decidido suspender provisionalmente el programa de vacunación de niños escolares, a la espera de los estudios adicionales que la OMS ha emprendido; y mientras, ha previsto revisar los efectos de la vacunación en una población de más de 700·000 niños vacunados hasta la fecha.

-oOo-

Más información: