Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


El ébola vuelve (por décima vez) a la Rep. Dem. del Congo

13 agosto 2018
Fuente: 
Elaboración propia a partir de varias fuentes.

Pocos días después de dar por finalizado el 9.º brote de ébola en la República Democrática del Congo (RDC) se auncia un nuevo brote de la enfermedad.

Nuevo brote de ébola en el corazón de África

El pasado 1 de agosto el Institut National de Recherche Biomédicale (INRB) de Kinsasa (capital de la RDC) informó a las autoridades del país y a la OMS de que cuatro de seis muestras estudiadas resultaron positivas para el virus del Ébola. 

Los casos sospechosos provenian de las provincias de Nord Kivu e Ituri, al noreste del país, cerca de las fronteras con Uganda y Ruanda, a más de 3000 km de la capital y a una distancia similar de las zonas afectadas por el pasado brote.

Las provincias de Kivu del Norte e Ituri sufren la inestabilidad y el castigo repetido de los conflictos armados desde hace décadas. También albergan campamentos de refugiados y desplazados con casi 2 millones de personas.

Sanitarios de MSF instalan un centro de atención en Mbandaka, en el pasado mes de junio. Foto: Junior D Kannah / AFP / Getty Images para The Guardian, 2 de agosto de 2018. 

Balance provisional de casos

Balance al 19 de septiembre de 2018
Casos Número Fallecidos Mortalidad
Confirmados 112 66 58,9 %
Probables 31 31  
Total 143 97 67,8 %
Casos sospechosos en estudio: 14. Contactos identificados: >8000
Fuente: Ministère de la Santé, RDC (esta tabla se actualizará regularmente mientras el brote se mantenga activo)

La respuesta a este brote es especialmente difícil

Una de las claves del desenlace positivo del anterior brote fue la rápida y eficaz respuesta desplegada, en particular con la identificación, búsqueda, vacunación y seguimiento de los contactos de los enfermos; para esta tarea, los equipos encargados del seguimiento de los contactos han de contar con elevada capacidad de movilidad.

Sin embargo, en este caso, la tarea de rastreo de los contactos será especialmente difícil por la inestabilidad de la zona fuera del perímetro de las ciudades de Mangina y Beni, por lo que se prevé que los equipos encargados del seguimiento de los contactos necesiten contar con la protección de policias o soldados (el ejército de la RDC ya ha desplazado unidades a la zona para este cometido).

Primeras medidas puestas en marcha

Las medidas iniciales han sido las de instalar laboratorios móviles y centros de tratamiento en la zona, así como cementerios que garanticen procedimientos seguros para los enterramientos de las víctimas.

Los dos centros de aislamiento y tratamiento principales serán cogestionados por el Ministère de la Santé congoleño y por Medécins sans Frontières (MSF) y Alima. También cuentan ya con una residencia para los equipos sanitarios desplazados a la zona (un edificio facilitado por una orden religiosa local) y con fondos del Banco Mundial para la instalación de tres puntos de atención sanitaria gratuita distribuidos por la región.

Comienza la vacunación con la vacuna rVSV-ZEBOV

Una buena noticia es que el virus del Ébola identificado en este brote es de la cepa Zaire, la misma que el brote anterior (aunque se trata de genotipos distintos), por lo que la vacuna rVSV-ZEBOV nuevamente jugará un papel, a priori, relevante.

Ya se han desplazado a la zona los equipos necesarios para mantener en frío (-60 a -80 ºC) la vacuna rVSV-ZEBOV y las autoridades del país cuentan con más de 3000 dosis remanentes del anterior brote. De hecho, el pasado 8 de agosto comenzó la vacunación de los sanitarios que van a actuar en el terreno.

-oOo-

Más información: