Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Datos recientes sobre la efectividad de la vacunación covid en niños y adolescentes

11 abril 2022
Fuente: 
Elaboración propia a partir de varias fuentes

Contenido
Introducción ● Datos de eficacia vacunal en los estudios aleatorizados iniciales [ver] ● Efectividad vacunal en población adulta con vacunas de ARNm [ver] ● Efectividad vacunal en adolescentes con la variante delta circulando [ver] ● Efectividad vacunal en niños y adolescentes con las variantes delta y ómicron circulando [ver● Adolescentes, con delta y ómicron circulando [ver] ● Niños y adolescentes, con delta y ómicron circulando [ver● Dosis de refuerzo en adolescentes [ver] ● Limitaciones de los estudios disponibles sobre la efectividad vacunal [verResumen y comentarios [ver] ● Más información y referencias [ver

-oOo-

Se presentan algunos de los datos más relevantes sobre la efectividad de la vacunación de la covid en niños y adolescentes, presentados en los estudios más recientes.

  • En España las vacunas usadas en este rango de edad son Comirnaty 30 mcg y Spikevax 100 mcg en adolescentes de 12 o más años y Comirnaty 10 mcg en los niños de 5-11 años. 
  • La Comisión Europea, siguiendo la recomendación de la EMA del 24 de febrero de 2022, ha autorizado el uso condicional de Spikevax 50 mcg en niños de 6-11 años, pero, hasta el momento, no ha sido incorporada a la estrategia vacunal en España.

[volver al inicio]

Datos de eficacia vacunal en los estudios aleatorizados iniciales

A modo de referencia se recuerdan los datos de eficacia vacunal que aportaron los estudios aleatorizados que sirvieron para la aprobación inicial por parte de la EMA (European Medicines Agency).

[volver al inicio]

Efectividad vacunal en población adulta con vacunas de ARNm

También como referencia, se presentan dos figuras con los datos más relevantes sobre la efectividad vacunal (EV) en la población general (con 16 o más años) con las vacunas de ARNm disponibles y frente a las variantes delta y ómicron.

Los hechos más importantes, de forma resumida, son: 1) la reducción de la EV frente a la infección, sintomática y asintomática, a los 4-6 meses de la segunda dosis con la variante ómicron, comparada con delta, y la recuperación a niveles de delta tras la primera dosis de refuerzo; y 2) el mantenimiento de la protección frente a enfermedad grave y hospitalización frente a ómicron después de tres dosis.

[volver al inicio]

Efectividad vacunal en adolescentes con la variante delta circulando

La variante delta fue identificada en mayo de 2021 y ha sido la predominante en el segundo semestre del pasado año. En noviembre de 2021 se identificó la nueva variante ómicron, que es la predominante desde finales de diciembre de 2021 y enero de 2022. En abril de 2022, una subvariante de ómicron (BA.2) circula ya ampliamente en numerosos países, entre ellos España.

Se muestran a continuación algunos de los datos publicados sobre la efectividad vacunal (EV) en niños y adolescentes. La mayoría de los estudios responden al diseño de casos y controles con prueba negativa (retrospectivo o prospectivo) y en algún caso a estudio de cohortes de base poblacional. Los estudios de mayor calidad proceden de EE. UU., Reino Unido, Dinamarca e Israel.

Adolescentes, con delta como variante viral predominante en el segundo semestre de 2021

[volver al inicio]

Efectividad vacunal en niños y adolescentes con las variantes delta y ómicron circulando

Adolescentes, con delta y ómicron circulando

  • Powell AA, et al, Lancet Infect Dis, 2022. EV frente a infección sintomática, 12-17 años, desde 7 a >70 días después de la 2.ª dosis, en Reino Unido: 
    • 12-15 años, 7-13 días desde la 2.ª dosis: frente a delta 93,1 % (81,5-97,5 %) y frente a ómicron 83,1 % (78,2-86,9 %).
    • 16-17 años, 14-34 días desde la 2.ª dosis frente a delta 96,1 % (95.2-96,8 %) y 7-14 días desde la 2.ª dosis frente a ómicron 76,1 % (73,4-78,6 %).
    • 16-17 años, >70 días desde la 2.ª dosis frente a delta 83,7 % (72-90,5 %) y frente a ómicron 22,6 % (14,5-29,9 %).
  • Buchan SA, et al, medRxiv. 2022 (prepublicación). EV frente a infección sintomática o enfermedad grave, 12-17 años, de 7 a >180 días después de la 2.ª dosis, en Canadá:
    • Delta, 7-59 días después de la 2.ª dosis 97 % (94-99 %) y >180 días después de la 2.ª dosis 90 % (79-95 %).
    • Ómicron, 7-59 días desde de la 2.ª dosis 51 % (38-61 %) y >180 días después de la 2.ª dosis 29 % (17-38 %).
    • Ómicron, >7 días desde de la 2.ª dosis, enfermedad grave, 85 % (74-91 %) y frente a infección sintomática >7 días desde la tercera dosis 62 % (49-72 %).

Niños y adolescentes, con delta y ómicron circulando

  • Price AM, et al. N Engl J Med, 2022. EV frente a hospitalización, 5-11 y 12-18 años, desde 14 a 162 días desde la 2.ª dosis, en EE. UU.:
    • Delta, 12-18 años: 2-24 semanas desde la 2.ª dosis 93 % (89-95 %) y 23-44 semanas desde la 2.ª dosis 92 % (80-97 %).
    • Ómicron, 12-18 años, 162 días desde la 2.ª dosis 40 % (9-60 %).
    • Ómicron, 5-11 años, 34 días desde la 2.ª dosis 68 % (42-82 %).
  • Klein NO, et al, MMWR, 2022. EV frente a visitas a urgencias y hospitalización, 5-11, 12-15 y 16-17 años, desde 14 a >150 días desde la 2.ª dosis y desde 7 días de la 3.ª dosis, en EE. UU.:
    • 12-15 años, frente a visitas a urgencias, delta y ómicron, 14-149 días desde la 2.ª dosis 83 % (80-85 %) y >150 días desde la 2.ª dosis 38 % (28-48 %).
    • 12-15 años, frente a visitas a urgencias, ómicron, 14-149 días desde la 2.ª dosis 45 % (30-57 %) y >150 días desde la 2.ª dosis -2 % (-25 a 17 %).
    • 12-15 años, frente a hospitalización, delta y ómicron, 14-149 días desde la 2.ª dosis 92 % (79-97 %) y >150 días desde la 2.ª dosis 73 % (43-88 %).
    • 5-11 años, frente a visitas a urgencias, 14-67 días desde la 2.ª dosis, delta y ómicron, 46 % (24-61 %); ómicron 51 % (30-65 %).
    • 5-11 años, frente a hospitalización, 14-67 días desde la 2.ª dosis, delta y ómicron, 75 % (-35 a 95 %).
  • Fowlkes AL, et al. MMWR, 2022. EV frente a infección con/sin síntomas, 5-11 y 12-15 años, desde 14 a >150 días tras las 2.ª dosis, en EE. UU. (ver imagen adjunta):
    • 5-11 años, con ómicron, 14-82 días después de la 2.ª dosis 31 % (9-48 %).
    • 12-15 años, delta, 14-149 días después de la 2.ª dosis 87 % (49-97 %) y >150 días después de la 2.ª dosis 60 % (-35 a 88 %).
    • 12-15 años, ómicron, 14-149 días después de la 2.ª dosis 59 % (22-79 %) y >150 días después de la 2.ª dosis 62 % (-28 a 89 %).

[volver al inicio]

Otros aspectos relevantes

Dosis de refuerzo en adolescentes

Limitaciones de los estudios disponibles sobre la efectividad vacunal

Conviene tener en cuenta que los estudios de efectividad vacunal manejados con ocasión de la pandemia pueden estar afectados por distintos sesgos que limitan la validez de los resultados y conclusiones, en general, sobreestimando la efectividad real (Ioannidis JPA. BMJ Evid Based Med, 2022). Los factores de confusión que pueden estar ocultos o insuficientemente valorados son, por ejemplo: el efecto de la inmunidad preexistente, los errores de registro de vacunación, la heterogeneidad del riesgo de exposición según distintas variables, el mayor número de test realizados en vacunados, la mayor probabilidad de hospitalización en vacunados por este motivo, etc.

[volver al inicio]

Resumen y comentarios

  • Dos dosis de vacuna de ARNm protegen frente a la infección por las variantes circulantes actuales (BA.1 y BA.2 de ómicron) de forma moderada y por tiempo definido, aunque aún no precisado.
  • Dos dosis de estas vacunas siguen proporcionando una protección sustancial frente a enfermedad grave.
  • La vacunación de niños y adolescentes sigue siendo, por ello, una medida efectiva recomendable.
  • La dosis de refuerzo es segura, mejora y recupera la efectividad vacunal, también en adolescentes, aunque siempre de forma provisional (actualmente no está contemplada en la estrategia vacunal en España).
  • Si el objetivo es reducir las infecciones es poco probable que el actual programa de vacunación de niños y adolescentes, como intervención independiente, lo logre. Tal objetivo necesitaría de refuerzos regulares, lo que se estima poco apropiado en población general sin condiciones de riesgo. La EMA y el ECDC, en una declaración conjunta del 6 de abril, dicen que "para personas inmunocompetentes menores de 60 años, la administración de una segunda dosis de refuerzo no está respaldada por los datos disponibles", lo que viene a ser que "por el momento, no" (y advierten de que esta no es una decisión regulatoria, sino una opinión o recomendación de expertos).

Es necesaria una reevaluación de la estrategia vacunal en el conjunto de la población, a expensas de la evolución de la pandemia e incorporando nuevos enfoques y herramientas de control, que tenga en cuenta la priorización de grupos de personas con mayor riesgo, el conocimiento de la inmunología de la infección y la vacunación y el papel de los refuerzos con las vacunas actuales o readaptadas y las nuevas vacunas de las que se dispondrá en los próximos meses.

[volver al inicio]

-oOo-

Más información

Otras referencias

  • Gao P, et al. Effectiveness and Safety of SARS-CoV-2 Vaccines among Children and Adolescents: A Systematic Review and Meta-Analysis. Vaccines (Basel). 2022;10(3):421.
  • Hansen C, et al. Vaccine effectiveness against infection and COVID19-associated hospitalisation with the Omicron (B.1.1.529) variant after vaccination with the BNT162b2 or mRNA-1273 vaccine: A nationwide Danish cohort study. Res Square. 2022, 30/mar. DOI: 10.21203/rs.3.rs-1486018/v1

[volver al inicio]