Vista creada el 25/11/2017 a las 07:03 h

La situación del cólera en el mundo se complica

09 octubre 2017
Fuente: 
elaboración propia a partir de varias fuentes.
El cólera se mantiene endémico en amplias áreas del mundo y ahora en África y Asia se notifican brotes que afectan a la población infantil de forma especial.

En Haití, tras el terremoto del 12 de enero de 2010 [1], se desencadenó un brote de cólera que, con la responsabilidad reconocida de la propia ONU [2], hasta hoy ha causado un gran número de casos y víctimas. Muchas regiones del mundo se mantienen endémicas para el cólera, en las que se han comunicado numerosos brotes [3] en los últimos años.

Ahora, desde que en el pasado mes de abril se notificó la aparición de un extenso brote de cólera en Yemen [4], la situación global se ha complicado extraordinariamente, ya que la infección se extiende de forma peligrosa en otras áreas muy pobladas y con recursos limitados (Nigeria, Bangladesh), lo que amenaza a millones de personas.

Yemen

El cólera es endémico en Yemen, pero a partir del pasado mes de abril está sufriendo [4] una expansión explosiva de la infección, pese a lo cual, en el mes de julio, el gobierno del país desestimó la utilización de la vacuna [5] anticolérica que la OMS ya había dispuesto enviar.

La situación [6] no ha hecho más que empeorar, y a fecha del 2 de octubre de 2017, las cifras globales son: más del 90 % del territorio afectado, con casi 800 000 casos sospechosos y 2134 fallecidos (mortalidad del 0,27 %). Los niños menores de 5 años suponen el 25 % de los casos y el 17 % de los fallecimientos.

El empeoramiento de la crisis del cólera en Yemen [7] ha conducido a que la OMS ahora haya instado al gobierno yemení [8] a aceptar y poner en marcha la vacunación masiva de la población.

Nigeria

El cólera también es endémico en Nigeria [9], donde este año la mitad de las provincias han padecido brotes de cólera; se han notificado [10], en lo que va de año, 3237 casos sospechosos y 77 fallecimientos. Lagos, la antigua capital, con más de 20 millones de habitantes y la región de Borno han sumado la mayoría de los casos. La capacidad de diseminación de una infección gastrointestinal con un gran número de casos asintomáticos y la insuficiencia de los sistemas de seguridad alimentaria y del manejo de las aguas de abastecimiento humano y residuales están en la base del mantenimiento de la situación; la época de las lluvias, las inundaciones y la consecuente contaminación de las aguas superficiales agrava considerablemente la situación.

Médecins sans Frontières [11] mantiene dispositivos asistenciales en la región de Borno, un complicado enclave situado cerca del lago Chad y en el cruce de fronteras de Nigeria, Chad, Níger y Camerún, que es el epicentro de la actividad violenta de la banda de Boko Haram [12].

La OMS, en colaboración con Gavi [13], el gobierno nigeriano y otras entidades, ha dispuesto el uso de casi un millón de dosis de vacuna del cólera para intentar controlar el brote.

Bangladesh

La OMS informa [14] de que el gobierno de Bangladesh solicitó, el 27 de septiembre, su ayuda para controlar la expansión del cólera en la región de Cox´s Bazar [15], en el extremo sureste del país, tras el desplazamiento (calificado como “limpieza étnica [16]”) de cientos de miles de personas de la etnia rohinyá, desde la cercana región de Rakáin en el suroeste de Birmania (Myanmar). La respuesta del grupo evaluador (OMS, UNICEF [17]Médicos sin fronteras [18]Cruz Roja Internacional [19]) llegó en apenas 24 horas y ya han comenzado los preparativos para llevar a la región casi un millón de dosis de vacuna oral del cólera.

A primeros de este mes de octubre comienza la primera fase de la campaña de vacunación de magnitud extraordinaria (650.000 dosis), tal como ha anunciado UNICEF [20], y se prevé una segunda ronda (250.000 dosis) con una segunda dosis a niños de 1 a 5 años de edad en el mes de noviembre.

Las vacunas frente al cólera

El cólera [21] causa cada año entre uno y cuatro millones de casos y de 20 000 a 143 000 fallecimientos, aproximadamente la mitad de ellos en niños menores de 5 años. El control de los brotes requiere de un conjunto de medidas de actuación sobre los condicionantes (agua segura para uso humano, canalización de las aguas sanitarias) y del uso complementario de las vacunas frente a los serogrupos O1 y O139 de Vibrio cholerae, los principales responsables de los brotes.

La OMS mantiene permanentemente preparada una reserva estratégica [22] de más de 2 millones de dosis de vacuna frente al cólera, para su eventual uso en situaciones de emergencias [23].

Hay 2 tipos de vacunas actualmente disponibles [24], ambas inactivadas y de administración oral, seguras y que ofrecen protección (57-65 %) desde una semana después de la vacunación y durante 2-5 años:

  • Vacuna monovalente de células completas (serogrupo O1) con subunidades recombinantes de la toxina B (Dukoral®). A partir de 2 años de edad.
  • Vacuna bivalente de células completas (serogrupos O1 y O139) (Shanchol® y Euvichol®). A partir de 1 año de edad.

La OMS acaba de publicar un plan estratégico [25] para acabar con el cólera en el mundo, de aquí hasta 2030. Lejos está el objetivo final, por lo que no hay que parar. 

-oOo-

Más información: