Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Confusión en las CC. AA. sobre la vacunación de los prematuros

02 abril 2019
Fuente: 
Elaboración propia a partir de varias fuentes.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS) y las comunidades autónomas (CC. AA.) declaran repetidamente estar por la unificación del calendario vacunal infantil. Sin embargo, la realidad es muy distinta y mantienen notables diferencias entre ellas, como hace poco se pudo comprobar con la vacunación antigripal en la temporada que acaba ahora.

También en el caso de la vacunación de los niños nacidos prematuros, las diferencias entre las recomendaciones vacunales del MSCBS y de las distintas CC. AA. son muy importantes.

Recomendaciones vacunales para los niños prematuros según las CC.·AA.

Las diferencias afectan a las vacunas hexavalente, neumococo y rotavirus: todos los detalles se muestran en la tabla adjunta.

Vacunación frente al neumococo 

El CAV-AEP recomienda aplicar una pauta 3+1, en vez de la pauta estándar 2+1, con vacuna conjugada (VNC13) en todos los prematuros (<32 semanas de gestación) y en los que nacen con menos de 1700 g de peso independientemente de la edad gestacional. El MSCBS no establece ninguna recomendación específica en estos casos. Pero algunas CC. AA. sí recomendaciones específicas, aunque con amplias variaciones entre ellas (ver tabla adjunta): 

  • Pauta 3+1 a los prematuros nacidos con menos de 37 semanas de gestación: Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León y Extremadura.
  • Pauta 3+1 a los prematuros nacidos con menos de 32 semanas de gestación: Aragón, Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid y País Vasco.
  • Pauta 3+1 a los nacidos con menos de 1700 g, independientemente de la edad gestacional: Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid. 
  • Pauta 3+1 a los nacidos con menos de 1500 g, independientemente de la edad gestacional: Aragón y Castilla y León.
  • A destacar que las pautas de vacunación son, así mismo, diversas: la más usual 2-4-6 y 12 meses, aunque también se contempla la dosis de refuerzo a los 11 meses, a los 12-15 meses o queda sin especificar en tres comunidades.
  • Las demás comunidades mantienen la pauta estándar (2+1 correspondiente a los 2, 4 y 11 meses de edad) igual que para la población infantil general, o bien no han emitido instrucciones específicas para este grupo de niños; no obstante, en Canarias y La Rioja se realiza con frecuencia una pauta 3+1, tal como recomienda el CAV-AEP.

Vacuna hexavalente

El CAV-AEP recomienda aplicar el mismo esquema vacunal (2+1) a los niños prematuros. El MSCBS tampoco recomienda aplicar recomendaciones distintas. Sin embargo, algunas CC.·AA. sí hacen recomendaciones específicas a este grupo de niños, aunque, nuevamente, con variaciones entre comunidades: 

  • Pauta 3+1 a los prematuros nacidos con menos de 32 semanas de gestación: Asturias, Cataluña, Comunidad Valenciana y País Vasco.
  • Pauta 3+1 a los nacidos con menos de 1700 g, independientemente de la edad gestacional: Asturias.
  • De la misma forma que en el caso de la vacuna antineumocócica, las pautas recomendadas no son uniformes: la más usual es 2-4-6 y 15 meses, aunque también 2-4-6 y 18 meses y 2-4-11 y 15 meses (ver tabla adjunta).

Vacunación frente al rotavirus

El CAV-AEP recomienda la vacunación frente al rotavirus en todos los lactantes, y en los prematuros, hospitalizados o en domicilio, también. 

Solo el País Vasco incluye la vacunación frente al rotavirus financiada con carácter general a los prematuros nacidos con menos de 32 semanas de gestación. Además, la vacunación de prematuros hospitalizados se ha implantado en, al menos, un hospital público de Cantabria, Caraluña, Madrid y País Vasco (en estos casos, solo las dosis administradas en el hospital están financiadas).

Conclusiones

Resulta decepcionante la manifiesta incapacidad de las máximas autoridades de salud pública de las comunidades y el MSCBS para lograr la uniformidad en las recomendaciones vacunales infantiles. Las notables discrepancias entre las comunidades tienen importantes consecuencias:

  • Confusión entre los profesionales y la población, lo cual no ayuda a crear confianza en las vacunaciones y en el SNS.
  • Inequidad entre comunidades que debían compartir la cartera de servicios básicos de salud.
  • Oportunidades para la pérdida de vacunación o errores de vacunación en los niños de las familias que se desplazan y cambian la residencia entre comunidades.

En un tema como las vacunaciones de los prematuros, en el que la principal base de las recomendaciones vacunales es el consenso, no debería ser difícil lograr una importante uniformidad entre las comunidades autónomas.

-oOo-

Agradecimientos: a los pediatras de la red de colaboradores de el gipi en las distintas comunidades autónomas (los gipivacunautas), por la información que han proporcionado.

Más información:

Nota: en esta versión de la información y la tabla adjunta se han corregido algunos errores de versiones anteriores.