Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Escasos progresos en la eliminación del sarampión en el mundo en 2016 y 2017

03 diciembre 2018
Fuente: 
OMS.

Los objetivos propuestos por la OMS en 2010 en relación al sarampión fueron:

  • Incrementar la cobertura de la primera dosis de la vacuna al año de edad hasta ≥90 % a nivel nacional y ≥80 % en cada provincia o demarcación geográfica.
  • Reducir la incidencia anual a menos de 5 casos por millón de habitantes.
  • Reducir la mortalidad un 95 % de la estimada en el año 2000.

Después, en 2012, se asumió el objetivo de la eliminación de la enfermedad en, al menos, 4 de las 6 regiones de la OMS en 2015.

El informe publicado ahora simultáneamente por la OMS (Wkly Epidemiol Rec. 2018;93(48):649-58) y por los CDC estounidenses (MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2018;67:1323-9) da cuenta de la situación actual y de los progresos registrados en la consecución de estos objetivos en el periodo de 2000 al año 2017, y que se resumen aquí.

Coberturas vacunales

Los progresos resistrados son:

  • Incremento de la cobertura global de la primera dosis de vacuna frente al sarampión al año de edad del 72·% al 85·%. Sin embargo:
    • Desde 2010 se mantienen niveles de coberturas del 84-85·%, con importantes desigualdades entre regiones y provincias.
    • En África desde 2013, esta cifra apenas ha mejorado (69-70·%).
  • Incremento importante de la cobertura global de la segunda dosis de vacuna frente al sarampión del 15 % al 67 %, por la incorporación de esta vacunación en los programas de vacunación nacionales (en 2017, en Laos, Namibia y Nicaragua).
  • Gavi financia los programas de vacunación en 73 países, todos ellos con recursos escasos.

Sin embargo, el objetivo de la eliminación de la infección no ha avanzado, ya que 3 regiones de la OMS están sufriendo actualmente importantes brotes de sarampión.

Incidencia del sarampión

Los sistemas de vigilancia son insuficientes en, al menos, la mitad de los 189 países que los han implementado.

En el periodo 2002-2017 se ha registrado una reducción del número de casos de un 83·% y de la tasa de incidencia anual de un 80·%, desde 145 a 25 casos/millón de habitantes.

Sin embargo se ha constatado un incremento de casos y tasas entre 2016 y 2017, en parte porque 8 nuevos países han aportado datos por primera vez. Los países con una tasa de incidencia menor de 5 casos/millón han disminuido levemente, pero los casos han aumentado sobre todo en el continente americano (6358 %), Mediterráneo Este (481 %) y en Europa (458 %). Desde julio de 2018 el sarampión endémico (más de 12 meses de transmisión continuada) se ha reestablecido en Venezuela. Lo mismo puede pasar en varios países europeos.

Mortalidad por sarampión

En el periodo 2000-2017, se ha registrado un descenso del 80·% en las muertes, desde 545·174 a 109·638 cada año. Pero aún hoy mueren unos 300 niños cada día por esta enfermedad en el mundo.

En el periodo de tiempo estudiado se han evitado 21,1 millones de muertes por sarampión con la vacunación.

Estimación del número de muertes por sarampión cada año con y sin vacunación. Las muertes evitadas están representadas por la diferencia entre ambas líneas (MMWR Morb Mortal Wkly Rep 2018;67:1323-9).

Conclusiones

Peso a los avances, parece difícil lograr los objetivos propuestos para 2020. Los hechos demuestran que los avances en el control del sarampión son frágiles y vulnerables a los traspiés de las coberturas vacunales. Las necesidades actuales se centran en:

  • Reforzar los programas de vacunación con 2 dosis. La mayoría de los países con más niños no vacunados (Nigeria, India, Pakistán, Indonesia, Etiopía y Angola, con más de 11 millones) necesitan la ayuda internacional. También se necesita implementar programas suplementarios de vacunación en grupos y ocasiones específicos.
  • Investigar las causas de la persistencia de países con coberturas incuficientes, así como de bolsas de susceptibles en los países con programas ya experimentados y sin problemas de financiación de las vacunaciones.
  • Vigilancia epidemiológica de alto rendimiento para la detección temprana de los brotes y su contención.

La situación es muy procupante para la OMS, pero la buena noticia es que con la extensión sostenida de la vacunación con dos dosis puede revertirse.

-oOo-

Más información: