Vista creada el 30/09/2022 a las 14:25 h

Las vacunas ARN-m abren nuevas vías de desarrollo

25 agosto 2017
Fuente: 
The Lancet
Se presentan los primeros resultados con un preparado vacunal basado en ARNm.

En el mundo se destinan considerables recursos a la investigación en vacunas, enfocada a, entre otros objetivos, satisfacer las necesidades de vacunación en las regiones en desarrollo y a la respuesta a infecciones emergentes con capacidad de difusión, es decir, en vacunas eficaces y asequibles y cuyo proceso de producción permita desarrollar respuestas a eventos epidemiológicos de elevado riesgo. El interés se centra en el desarrollo de nuevas plataformas tecnológicas para la producción de moléculas capaces de estimular una respuesta inmune eficaz.

Ciertos reparados basados en ARNm se han mostrado capaces de despertar una respuesta inmune en algunos casos: a) estudios preclínicos en modelos animales con preparados de ARN que codifican la síntesis endógena de antígenos de los virus de la rabia y la gripe; y b) ensayos en humanos con preparados con ARNm para usos terapéuticos frente al melanoma y el cáncer de próstata.

Ahora se presentan en The Lancet los resultados del primer ensayo (fase I) con un preparado basado en ARNm [1], en Alemania, que codifica la síntesis de un antígeno del virus de la rabia, en adultos voluntarios sanos. Para explorar esta vía de desarrollo de nuevas vacunas, se ha elegido a la rabia porque la población de las regiones no endémicas está libre de contactos previos con el virus y se conocen los parámetros serológicos de protección utilizables.

El producto probado (CV7201) es un liofilizado termoestable que contiene ARNm que codifica una glicoproteína del virus de la rabia. El producto se ha inyectado por vía intradérmica e intramuscular con una jeringa estándar y con un dispositivo inyector sin aguja. Se han probado dosis incrementales. El objetivo primario fue evaluar la seguridad y, secundariamente, determinar la dosis mínima que consigue un título de anticuerpos neutralizantes igual o superior al estándar de protección de la OMS (0,5 UI/ml).

Los resultados comunicados indican que el preparado usado fue seguro, aunque con una reactogenicidad relevante, y que en los individuos que recibieron el producto en pruebas mediante inyección clásica no se obtuvo ninguna respuesta inmunológica, mientras que en los que lo recibieron mediante inyector libre de aguja se alcanzó una seroconversión en el 66 %, con títulos de anticuerpos neutralizantes iguales o superiores al estándar de protección. No está claro el porqué de esta diferencia según el tipo de inyección usada.

Las vacunas basadas en ARNm tienen algunas ventajas teóricas [2]:

  • Actúan en el citoplasma celular, sin necesidad de llegar hasta el núcleo, ni de interactuar con el genoma de las células huésped.
  • Termoestable hasta 25 ºC durante 3 años y a 40 ºC durante 6 meses.
  • Proceso de fabricación más corto que el estándar actual.

Los dispositivos inyectores sin aguja permiten abordar con seguridad las campañas de vacunación de grandes cantidades de personas con dispositivos multidosis.

Las vacunas basadas en ADN introducido en vectores virales no están ofreciendo los resultados esperados en algunos casos, por lo que se necesita abrir nuevas vías de desarrollo. Quizás los preparados de ARNm puedan jugar un papel relevante [2]. Lo publicado ahora es solo un punto de salida de un camino no explorado.

-oOo-

Más información