Vista creada el 19/06/2019 a las 16:43 h

Reemergencia global del sarampión

13 mayo 2019
Fuente: 
Elaboración propia a partir de varias fuentes
En 2019 se confirma la tendencia observada en 2018, el incremento notable de casos de sarampión en todas las regiones del mundo, aunque con desigual impacto, mucho mayor en las menos desarrolladas

[1]

Según ha anunciado UNICEF [2], entre 2010 y 2017 (8 años) más de 20 millones de niños no han recibido la primera vacuna del sarampión en el mundo. Según la misma fuente, la cobertura global de la primera dosis de sarampión en 2017 era del 85 %, y de la segunda del 67 %.

Por su parte, la OMS ha informado [3] de que en el primer trimestre de este 2019 se han notificado más de 110·000 casos de sarampión en el mundo (170 países), un 300 % más que en el mismo periodo de 2018 (163 países y 28·124 casos). Según las regiones de la OMS, este incremento se distribuye de forma desigual [3] (ver también: sarampión en países ricos y pobres) [4]: 700 % de incremento en África, 300 % en la Región Europea, 100 % en la del Mediterráneo este, 70% en América y 40 % en Asia sureste y Pacífico oeste. También precisa la OMS que estima que los casos notificados corresponderían realmente a solo la décima parte de los casos reales.

En 2019 se confirma la tendencia del año anterior: reemergencia global del sarampión 

En lo que va de año, el problema del sarampión está, día sí y día no, en los medios de comunicación, y preocupa a las autoridades de salud pública de todo el mundo. Tanto los países de nivel económico elevado como en los pobres, el sarampión está en la picota: 

  • En el continente americano [5], Venezuela, Colombia y Brasil notificaron un elevado número de casos en 2018, y en este 2019, los dos primeros mantienen activos extensos brotes. En 2019 son 12 los países que han notificado casos, los citados antes y EE. UU. los principales.
  • En EE. UU. [6], se encuentran activos actualmente, al menos, 10 brotes, se han notificado casos en 23 estados y ya ha alcanzado el récord de casos (839 entre enero y el 10 de mayo) desde 1994 (en el año 2000 fue certificada la “eliminación” del sarampión).
  • Al mismo tiempo, en Madagascar y Filipinas [7] se cuentan por miles los casos y las muertes. 
  • Según informan UNICEF y la OMS, en Filipinas [8] se han notificado en los dos primeros meses de 2019, más de 31·000 casos y 415 muertes (en 2018 fueron 20.827 casos y 199 muertes). 
  • Prácticamente todos los países de la región del Pacífico oeste [9] han notificado casos en 2019 en mayor número que en 2018 y 2017.
  • En Túnez [10] se han registrado desde enero de este año, 3141 casos y 30 muertes por sarampión (en 2012 solo 48 casos).
  • En la región europea de la OMS [11] se han notificado en enero y febrero de 2019, 34·300 casos y 13 muertes por sarampión, la gran mayoría de ellos (>70 %) en Ucrania (mientras que en todo 2018 fueron 83·540 casos y 74 muertes, también la mayoría en Ucrania). 

Considerando que, según la OMS [3], se notifica menos del 10 % de los casos reales, se comprende la dimensión del problema del sarampión.

Un problema global complejo

Es evidente que siendo un gran problema de salud pública en todo el mundo, su carga e impacto es muy desigual, los países pobres sufren, con mucho, la peor parte. Las insuficientes coberturas vacunales están detrás de esta reemergencia global del sarampión, aunque sus causas también varían ampliamente en unos y otros países. Y por otro lado, dadas la profusión de viajes y rápidas conexiones en el mundo y la avidez del virus del sarampión, este se está mostrando como una enfermedad relacionada con los viajes (desde países con elevada incidencia y sistemas sanitarios debilitados a otros más desarrollados, con menor incidencia pero con brechas en las coberturas vacunales, y desde estos, nuevamente a los anteriores, realimentando un círculo vicioso de alcance global).

En España, los brotes detectados en las últimas semanas en Madrid, Guadalajara [12] y Barcelona [13], también muestran la relación con los viajes internacionales (a países endémicos, independientemente de su nivel de desarrollo).

-oOo-

Más información: