Vista creada el 20/09/2021 a las 19:02 h

La polio reaparece en Nigeria

13 agosto 2016
Fuente: 
OMS
Nigeria ha informado de la detección de 2 casos de polio salvaje después de 2 años sin la enfermedad.

Tomado de http://www.indialivetoday [1]

Nigeria ha informado, a través de la OMS [2] , de la detección de 2 casos de polio salvaje, después de un bienio sin la enfermedad (los últimos afectados se habían detectado en julio de 2014).

Los 2 casos actuales se han registrado en la región de Borno, al nordeste del país, una región que es una encrucijada entre Nigeria, Níger, Chad y Camerún (ribereña del lago Chad), azotada por confictos armados y grandes movimientos de población, donde las campañas de vacunación resultan particularmente difíciles.

El poliovirus aislado (poliovirus tipo 1, el único que circula en el mundo actualmente) está genéticamente emparentado con los que se aislaron en esa región en 2011, lo que demuestra que ha estado circulando desde entonces, sin haber sido detectado.

Nigeria, con la colaboración de la OMS y de otras entidades de la Global Polio Eradication Initiative [3], ha hecho importantes esfuerzos en los últimos años para la eliminación de la polio y, resultado de ello, en septiembre pasado, la OMS sacó a Nigeria de la lista de países con polio endémica [4]. Ahora y nuevamente en colaboración con las entidades citadas, se dispone a llevar a cabo nuevas campañas de vacunación en la región, usando la nueva vacuna oral bivalente [5], con el objetivo de alcanzar a grandes grupos de población sometidos a condiciones de vida muy duras, que hacen que sea un objetivo extremadamente complicado de conseguir.

Hasta ahora, solo se detectaba la enfermedad en Pakistán y Afganistán [6] y en lo que va de año se habían registrado 21 casos [2], frente a los 34 del mismo periodo de 2015. La mala noticia del resurgimiento de la polio en Nigeria destaca la necesidad de reforzar la vacunación y la vigilancia, especialmente en las regiones del mundo donde, por sus condicionamientos sociales [7], la colaboración de gobiernos, entidades internacionales, líderes y sobre todo de miles de  voluntarios locales, resulta imprescindible.