Vista creada el 18/07/2019 a las 20:54 h

Encuesta sobre la confianza en la ciencia y la tecnología

12 diciembre 2018
Fuente: 
Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología 2018, Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.
Una encuesta indaga sobre la percepción social de la ciencia encontrando que internet y televisión son las fuentes de información preferidas y que la confianza en las vacunas se mantiene alta.

[1]

Recientemente, el titular del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (MCIU), Pedro Duque [2], y la directora de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT [3]), Paloma Domingo, han presentado los resultados [1] de la “Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología 2018” en la población española.

Esta encuesta viene haciéndose cada 2 años desde 2002 (pueden consultarse las ediciones anteriores, aquí [4]).

Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología 2018

En la web de la FECYT [1] pueden consultarse y descargarse los siguientes documentos: estudio completo (385 páginas), presentación abreviada (27 páginas), resumen de resultados (6 páginas) y las tablas estadísticas crudas (en formato MS Excel).

Ficha técnica de la encuesta

Para la 9.ª Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología (Ficha técnica de la EPSCYT [5]) se han realizado 5200 entrevistas, distribuidas en todas las comunidades autónomas. La población estudiada fueron personas de 15 años de edad en adelante, residentes en España durante 5 o más años. El trabajo de recogida de la información tuvo lugar del 14 de mayo al 2 de julio de 2018. El error muestral, por el conjunto de la muestra, es de ±1,36 puntos porcentuales para un nivel de confianza del 95 %.

Contenido de la encuesta

Las 385 páginas de la encuesta se estructuran en 9 grandes apartados: 1) interés por los temas científicos y tecnológicos; 2) imagen social de la ciencia; 3) imagen social de la profesión científica; 4) alfabetización científica; 5) ciencia, tecnología y medios de comunicación; 6) las políticas de apoyo a la ciencia y la tecnología; 7) salud y ciencia; 8) actitudes y posicionamientos de la ciudadanía; y 9) segmentación de la población respecto a su posición frente a la ciencia y la tecnología. Se presentan a continuación, brevemente, algunas de estas cuestiones.

Imagen social de la ciencia y los científicos

La valoración que hacen los ciudadanos de los científicos es muy alta (4,53 sobre 5). Médicos, científicos y profesores son las profesiones más valoradas, por encima de ingenieros, empresarios, jueces o periodistas. Respecto a la imagen que los ciudadanos tienen sobre la profesión científica, la mayoría cree que está mal remunerada económicamente (53,7 %) y que carece de suficiente reconocimiento social (58,1 %). 

Educación y alfabetización científica

Cuatro de cada diez españoles (40,6 %) considera que el nivel de educación técnico-científica que ha recibido es bajo o muy bajo. El número de personas que creen que su educación científica es muy baja ha disminuido notablemente: desde el 65 % en 2004 hasta el 40,6 % en 2018.

Medios de comunicación

Internet es citada como primera fuente de información científica para un 40,3 % de los ciudadanos. Si se suman todas las citas, el 75,7 % prefieren la televisión para informarse sobre ciencia y tecnología, seguido del 63,4·%, que usan internet. Dentro de internet, las redes sociales son las más utilizadas (48 %) y después los vídeos en YouTube o páginas similares (39,2 %).

Por edades, las redes sociales y los vídeos son la fuente principal para los menores de 35 años (más según mayor nivel de estudios y en ciudades grandes). Entre los menores de 25 años hay más de 20 puntos de diferencia entre el porcentaje que utiliza redes sociales y el que dice leer medios digitales. El uso de internet ha experimentado un incremento desde el 52,7 % en 2010 al 63,4 % en 2018. También se aprecia un incremento muy significativo del uso de medios de comunicación digitales especializados en ciencia y tecnología, desde el 7,3·% en 2010 al 28·% en 2018.

Ciencia y salud

Por primera vez, la encuesta incluye un módulo específico dedicado a indagar la percepción social de algunos aspectos de la ciencia aplicada a la salud.

La encuesta cuantifica algunas prácticas preocupantes: un 32,8 % de la población confía en la acupuntura, un 25,4 % en la homeopatía y un 16,3 % en el reiki [6], mientras que un 21,6-23,3·% otorga carácter científico a tales prácticas. El 19,6 % ha utilizado alguna vez tratamientos como estos (más en mujeres que en varones, en uno de cada 5 casos en sustitución del tratamiento estándar).

Respecto a las vacunas infantiles, las preguntas indagan sobre las creencias y actitudes hacia las vacunas en general, aunque en las preguntas se menciona, como ejemplo, la vacuna triple vírica:

  • Una amplia mayoría de la población (87,4 %) confía en la utilidad de las vacunas infantiles, sin embargo, el 7,3 % solo confía “algo” y un 3,3 % de la muestra cree que su utilidad para la salud y el bienestar es poca o ninguna (representando esta última cifra a cerca de 1.250.000 personas).
  • El 86,6 % da más importancia a los beneficios de las vacunas (79,84 % entre los de menor nivel de estudios), mientras que un 12,0 % otorga mayor importancia a los riesgos de las mismas (más, 20,7·%, entre los de menor nivel de estudios). Las cifras son similares en la distribución por edades y sexos.
  • En respuesta a otra pregunta, la gran mayoría (89,2 %) cree que los beneficios son superiores a sus riesgos (más según aumenta el nivel educativo). Sin embargo, un 6,4·% de la población cree que los riesgos de las vacunas infantiles superan a los beneficios.

Algunas conclusiones

De los datos mostrados pueden extraerse algunas conclusiones:

  • Necesidad de ampliar y mejorar la formación de una cultura científica en la población general.
  • La información veraz y rigurosa debe estar en internet (en cualquiera de sus formatos). Es necesario mejorar la formación científica de los medios de comunicación de mayor impacto y poner a su disposición recursos e información de calidad.
  • Una proporción importante de la población usa las seudociencias, a pesar de saber de su escaso o nulo sustento científico. Es necesario indagar sus razones y comprender qué fuerzas mueven las actitudes de los ciudadanos.
  • La confianza en las vacunas es elevada, pero ¡cuidado!, estos logros son frágiles. La complacencia y la pasividad no son buenos consejeros.

-oOo-

Más información: