Vista creada el 22/11/2019 a las 08:31 h

Postura de la OMS sobre la vacuna BCG (tuberculosis)

12 marzo 2018
Fuente: 
OMS.
La OMS publica su posicionamiento y recomendaciones de uso de la vacuna BCG frente a la tuberculosis.

WHO. Global Tuberculosis Report 2017 [1].

Tuberculosis

La tuberculosis (TB) es una de las principales causas de mortalidad en el mundo. Según el Global Tuberculosis Report 2017 [1], se estima que hay unos 1700 millones de infectados, de los cuales el 5-10 % desarrollarán una TB activa a lo largo de su vida. En 2016, se estima que 10,4 millones de personas desarrollaron la enfermedad, con 1,7 millones de muertes (de estas, unas 250·000 en niños).

Los planes de control de la TB descansan en tres pilares:  

  1. Cuidados, prevención y tratamiento centrados en los pacientes; incluye la detección y tratamiento de casos, y la prevención en poblaciones de riesgo.
  2. Refuerzo de la capacidad social y sanitaria en la prevención de la infección.
  3. Intensificación de la investigación. 

La vacunación con BCG, al nacimiento o tan pronto como sea posible, es una de las claves del punto primero de los anteriores.

Vacuna BCG

La vacuna BCG (bacilo Calmette-Guérin) es una vacuna viva atenuada derivada de Mycobacterium bovis, disponiéndose de productos comercializados elaborados a partir de distintas cepas en el mundo. La vacuna BCG comenzó a utilizarse en 1921 y es probablemente la vacuna más utilizada en el mundo a lo largo de la historia [2].

La OMS ha publicado, en febrero de 2018, su posicionamiento y recomendaciones de uso de la vacuna BCG (Wkly Epidemiol Rec. 2018;93(8):73-96 [3]resumen [4] y presentación con los aspectos claves [5]). Este documento sustituye a los documentos previos, de 2004 y 2007, sobre el uso de la BCG en la prevención de la tuberculosis (TB) y amplía su ámbito, incluyendo también a la prevención de otras infecciones por micobacterias no tuberculosas, como la lepra (M. leprae) y la úlcera de Buruli (M. ulcerans).

Efectividad

  • Probada efectividad frente a la TB, aunque la protección conferida es variable según las formas clínicas y los grupos de edad.
  • Protección frente a  la TB pulmonar: elevada con la vacunación neonatal y moderada con la vacunación posterior en niños tuberculin-negativos.
Estudios / población Vacunación neonatal Vacinación en escolares (tuberculin-negativos)

Clin Infect Dis. 2014;58(4):470-80 [6]

RS/MA de 18 ECA

59 %

RR 0,41 (IC 95 %: 0,39-0,58)

74 %

RR 0,26 (0,18-0,37)

Health Technol Assess. 2013;17(37) [7]

RS/MA de 12 estudios de cohortes

82 %

RR 0,18 (IC 95 %: 0,15-0,21) 

64 %

RR 0,36 (IC 95 %: 0,30-0,42)

7 estudios casos-control

54 %

RR 0,46 (IC 95 %: 0,40-0,52)

 
1 estudios casos-control   No protección significativa
  • Protección frente a las formas graves de TB (meníngea y miliar): elevada.
Estudios / población Vacunación neonatal Vacinación en escolares (tuberculin-negativos)
Clin Infect Dis. 2014;58(4):470-80 [6] RS/MA de 6 ECA

90 %

RR 0,10 (IC 95 %: 0,01-0,77)

85 %

RR 0,15 (IC 95 %: 0,08-0,31)

Lancet. 2006;367(9517):1173-80 [8] RS/MA de 14 estudios de casos-control

Reducción meningitis: 73 % (IC 95 %: 67-87 %)

Reducción forma miliar: 77 % (IC 95 %: 50-87 %)

  • Efectiva también frente a la lepra (RR 20-80 %) y la úlcera de Buruli (RR 50 % en África).

Seguridad

  • Reacción local en el 95 %, duración de 2-5 meses, con escara y cicatriz final.
  • Riesgo de BCG diseminada; 1,56-4,29 casos/millón y hasta el 1 % en niños con infección por virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Recomendaciones de uso

  • Recomendada en regiones con alta incidencia de TB o elevado impacto de la lepra o de la úlcera de Buruli.
  • Los países con baja incidencia pueden seleccionar para vacunar a los recién nacidos con riesgo elevado.
  • Los países con incidencia elevada pero en descenso, pueden valorar pasar de la vacunación universal a la vacunación de grupos seleccionados.
  • Pauta: una única dosis al nacimiento o en la primera ocasión que sea posible. 
  • Coadministración segura con las demás vacunas del recién nacido o lactante.
  • No son necesarias dosis de refuerzo. La revacunación no está recomendada incluso en individuos tuberculina/IGRA negativos.

WHO. Global Tuberculosis Report 2017 [1].

Vacunación de poblaciones especiales

  • Recomendada en la edad escolar, en individuos tuberculina/IGRA negativos que llegan o van a zonas de alta incidencia.
  • Recomendada en edades posteriores si hay exposición ocupacional.
  • Gestantes: no recomendada.
  • Inmunocomprometidos: contraindicada.
  • Lactantes expuestos intraútero o a través de la lactancia materna a tratamientos inmunosupresores: contraindicada.
  • Niños con infección por VIH: contraindicada (salvo individuos de cualquier edad en tratamiento con antirretrovirales, estables clínicamente, que sí podrían vacunarse).
  • Neonatos de madres con estatus del VIH desconocido deben ser vacunados.
  • Neonatos con estatus VIH desconocido de madres VIH+, deben vacunarse si no hay indicios clínicos de infección por el VIH, independientemente de si la madre recibe tratamiento antirretroviral.
  • Neonatos con infección VIH, la vacuna debe demorarse hasta que reciba tratamiento antirretroviral y esté clínicamente estable.
  • Neonatos de madre con TB pulmonar: vacunación si está asintomático, no hay evidencia inmunológica de TB y VIH-negativo.

Dosis y vía de administración

  • Una única dosis.
  • Dosis estándar, por vía intradérmica: 0,05 ml en los menores de 1 año de edad, y 0,1 ml en los mayores de esta edad.

Técnica de la vía intradérmica. HSE Ireland, 11 de septiembre de 2014

Efectos no-específicos de la vacunación con BCG

Diversos estudios han mostrado que la vacunación con BCG (también otras vacunas, como la del sarampión) podría tener ciertos efectos más allá del esperado en cuanto a la prevención de la TB, reduciendo la mortalidad por causas infecciosas (Clin Infect Dis. 2015;60(11):1611-9 [9]) o general. Aunque distintos estudios muestran resultados en la misma dirección y son de gran interés, la evidencia hasta el momento es insuficiente para establecer el papel que juega y su importancia real (BMJ. 2016;355:i5434 [10]Arch Dis Child. 2017;102(11):1077-81 [11]).

Otras vacunas frente a la tuberculosis

Además de la vacuna BCG, se encuentran en investigación otros productos candidatos a vacuna para la protección frente a la tuberculosis (Cent Eur J Immunol. 2017;42(2):196-204 [12], Vaccine. 2016;34:2911-4 [13], Int J Infect Dis. 2017;56:263-7 [14]), entre ellos el denominado MTBVAC [15], desarrollado en España por el equipo de Carlos Martín Montañés [16], en la Universidad de Zaragoza.

-oOo-

Más información: