Vista creada el 28/05/2020 a las 16:36 h

Informe sobre el "estado de la salud" en Europa

17 septiembre 2018
Fuente: 
OMS-Europa y The Lancet.
La OMS publica su informe sobre el estado de la salud en la región europea.

"Informe sobre la salud en Europa 2018; más que números, evidencias para todos"

[1]

En 2012, la Oficina Regional de la OMS para Europa [2] inició una serie de publicaciones [3] sobre el “estado de salud de la región”, con el objetivo de generar información para que cada país europeo pudiera orientar los esfuerzos de salud pública hacia objetivos clave en sus contextos culturales y políticos concretos.

El Informe sobre la salud en Europa 2018; más que números, evidencias para todos [1], publicado el 11 de septiembre de 2018, es la última entrega. Presenta una realidad compleja. En muchos aspectos, la Europa de hoy nunca ha estado mejor. Sin embargo, el informe presenta también una realidad mejorable en las tendencias de los factores de riesgo para la salud y revela una desigualdad persistente en la región y entre hombres y mujeres (Lancet. 2018;392(10151):936 [4]).

La 68.ª sesión plenaria de la OMS-Europa [5] se celebra estos días (17-20 de septiembre de 2018, en Roma), y a buen seguro que este informe servirá de referencia en los debates.

Luces y sombras en el estado de la salud en Europa

Los avances que el informe destaca son:

  • Reducción anual del 1,5 % en la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y enfermedades respiratorias crónicas. 
  • La esperanza de vida al nacer aumentó de 76,7 años en 2010 a 77,9 años en 2015.
  • La mortalidad materna disminuyó de 13 a 11 muertes por 100·000 nacidos vivos, de 2010 a 2015.
  • La mortalidad infantil disminuyó de 7,3 a 6,8 muertes por cada 1000 nacidos vivos, también en el mismo periodo de 2010 a 2015.

Los resultados de medidas subjetivas de bienestar (la satisfacción general y el apoyo social percibidos) son tranquilizadores. Pero, a la vez, en otras áreas los esfuerzos realizados han mostrado resultados que el informe califica como decepcionantes

  • Los europeos de todos los grupos de edad siguen siendo los principales consumidores mundiales de tabaco y alcohol. 
  • Un 23,3 % de la población está en rango de obesidad en 2016, en comparación con el 20,8 % en 2010.
  • Igualmente decepcionantes son las disparidades en la igualdad entre hombres y mujeres y entre países. El sobrepeso es más prevalente en los hombres, mientras que la obesidad lo es en las mujeres; los hombres tienden a beber y fumar más que las mujeres; desde 2010, la mortalidad infantil disminuyó en un 10,6 % en las niñas y un 9,9 % en los niños; en 2015, la diferencia en la mortalidad infantil entre países alcanzó hasta 20,5 muertes por cada 1000 nacidos vivos; la esperanza de vida de un hombre (74, 6 años) es notablemente inferior a la esperanza de vida (81,2 años) de las mujeres; y, finalmente, la diferencia entre los países con las expectativas de vida más alta y más baja excede de una década.

Particularmente preocupantes son algunas cifras relativas a niños y adolescentes

En 2014, 23,4 % de los niños y 15,0 % de las niñas de 13 años tenían sobrepeso. Igualmente desconcertante es el crecimiento del tabaquismo y el consumo de alcohol entre los jóvenes: 4,2 % de los niños y 3,7 % de las niñas de 13 años fuman al menos una vez a la semana. 

Si bien la cobertura de las inmunizaciones infantiles ha mejorado, la falta de cobertura adecuada en un subconjunto de países está dejando un rastro de brotes y casos [6] inaceptables. La cobertura con 2 dosis de vacuna frente al sarampión globalmente ha crecido desde el 88 % de 2016 al 90 % en 2017, aunque las desigualdades persisten (algún país y algunas regiones de otros tienen coberturas <70 %). La mayoría de los paises aún endémicos para el sarampión y rubeola están situados en el rango inferior del nivel económico de los países europeos.

Compromiso creciente de los europeos

Para el editorialista de The Lancet, uno de los avances más reconfortantes es el creciente compromiso de un número cada vez mayor de países de la región para mejorar la salud y abordar las desigualdades en esta materia (Lancet. 2018;392(10151):936 [4]). Esperemos que este compromiso se traduzca en acciones decididas y eficaces.

-oOo-

Más información: