Vista creada el 13/12/2018 a las 07:47 h

El ECDC evalúa el nuevo brote de ébola en África

15 agosto 2018
Fuente: 
European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC)
Ante el nuevo brote de ébola en la Rep. Dem. del Congo, el ECDC revisa el alcance y riesgos para los ciudadanos europeos

[1]

El pasado 1 de agosto se ha registrado un nuevo brote de enfermedad por el virus del Ébola [2] (el 10.º brote desde 1976, el segundo en 2018) en la República Democrática del Congo (RDC).

Con este motivo, el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC [3]) ha publicado, el 9 de agosto, un informe [4] evaluando el alcance del brote y los riesgos consecuentes para los ciudadanos europeos, cuyos puntos principales se resumen a continuación.

Conclusiones del ECDC

  1. [3]El alcance del nuevo brote aún es desconocido; el hecho de que sus orígenes se remonten a unos 3 meses atrás, y que se localice en una región densamente poblada y cerca de fronteras con países en dificultades alimenta la procupación.
  2. Las medidas de respuesta resultan especialmente difíciles de realizar, pues se trata de una zona golpeada por las crisis humanitarias y la inseguridad desde hace mucho tiempo.
  3. La probabilidad de que los europeos que residan o viajen a la zona se vean afectados por la enfermedad es baja, si se toman medidas de precaución básicas. En la zona no hay aeropuertos internacionales conectados con Europa.
  4. El riesgo de introducción y posterior difusión del virus del Ébola en Europa es muy bajo.
  5. La OMS recomienda no limitar los viajes o el comercio con la zona afectada.

Precauciones para reducir el riesgo

Residentes y visitantes en la región afectada

El riesgo para los residentes y viajeros a la zona es bajo si se toman una serie de precauciones básicas, como las siguientes:

  • Evitar el contacto con los enfermos sintomáticos y sus fluidos corporales; también con los cuerpos de personas fallecidas, así como con animales salvajes, vivos o muertos.
  • Evitar el consumo de carne de caza.
  • Lavar verduras y frutas, y pelar estas últimas, antes de su consumo.
  • Lavarse las manos regularmente, con jabón o solución antiséptica.
  • Practicar sexo seguro.

Vigilancia de viajeros desde la zona

  • Actualmente no hay controles de salida en la RDC. No obstante, si se hicieran en el futuro, las personas con fiebre no deberían participar en los vuelos aéreos.
  • Los pasajeros de vuelos comerciales que parten de la zona afectada y que presenten síntomas durante el vuelo [5] deben ser aislados hasta que se determine si están o no enfermos por el virus del Ébola. Si se confirma la infección, todos los contactos deben ser rastreados y controlados.
  • Las personas que llegan de la zona deben ser advertidos de que, si una vez en Europa, desarrollan síntomas, deben acudir a un centro sanitario e informar de su posible exposición previa al virus del Ébola. La transmisión a sus familiares y a los sanitarios no se puede descartar si no se toman precauciones.

Evaluación del riesgo por parte del Ministerio de Sanidad español

[6]El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES [6]) del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS), mantiene actualizada la web dedicada a los brotes de ébola [7] en la RDC, donde, además de información general, se da cuenta de las acciones puestas en marcha ya desde el pasado brote de ébola y que incluyen:

-oOo-

Más información: