Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Nota de prensa sobre el documento de consenso de manejo de la gripe 2009-10

Fuente: 
Asociación Española de Pediatría


La Asociación Española de Pediatría presenta un documento de Consenso y Recomendaciones sobre el Manejo de la Gripe en Pediatría 2009-2010

LA GRIPE A SE MANIFESTARÁ DE FORMA LEVE EN EL 95% DE LOS CASOS 

- La transmisión del virus está siendo, como estaba previsto, más elevada en niños en edad escolar y adultos jóvenes

- Los síntomas, evolución, gravedad y complicaciones de la gripe A no difieren de la estacional 

- La AEP, en línea con el Ministerio de Sanidad y Política Social, mantiene las recomendaciones de vacunación para los grupos de riesgo

Madrid, 17 de noviembre de 2009.- “Los datos epidemiológicos disponibles hasta el momento permiten afirmar que la gripe A H1N1, a pesar de su carácter pandémico, causa una enfermedad más leve que la gripe estacional y con una mortalidad inferior. De hecho, las estimaciones apuntan a que la gripe A se manifestará de forma leve en casi el 95% de los casos y se resolverá en pocos días sin necesidad de otras medidas que las habituales frente a la gripe estacional de cada invierno”. Así lo asegura la Asociación Española de Pediatría (AEP) en el Documento de Consenso y Recomendaciones sobre el Manejo de la Gripe en Pediatría 2009-2010 que se acaba de presentar.

En su elaboración han participado la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP), el Comité Asesor de Vacunas (CAV), y el Grupo de Trabajo de Pediatría Basada en la Evidencia (GT PBE) y ha sido refrendado por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP) y la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP).

De acuerdo con la información recogida en este documento, hasta el momento la transmisión del virus de la gripe A H1N1 2009 ha sido más elevada en niños en edad escolar y adultos jóvenes al igual que sucede con la gripe estacional. “La mayoría de hospitalizaciones y formas graves de la enfermedad se han producido en mujeres embarazadas y adultos con ciertas patologías de base”. Por otro lado, se ha confirmado la coincidencia de síntomas, evolución, gravedad y complicaciones del virus de la gripe A con la estacional. “Así,- comenta el doctor Josep Marès, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP- el diagnóstico de gripe se está produciendo en la gran mayoría de casos por sospecha clínica sin posibilidad ni necesidad de diferenciar el subtipo viral”. 

Recomendaciones
Ante estos datos la AEP recomienda, en línea con el Ministerio de Sanidad y Política Social y las directrices de la Comisión Europea, la vacunación en niños mayores de 6 meses con enfermedades crónicas con riesgo de complicaciones. “El seguimiento de la evolución de la enfermedad y su impacto en nuestro país será clave para decidir la conveniencia o no de ampliar esta recomendación a otros grupos de población”, precisa el Dr. Marés. 

Asimismo, la Asociación Española de Pediatría apunta que deben ser considerados de forma especial para la vacunación los individuos que conviven con personas en las que la vacuna puede resultar menos eficaz (inmunodeprimidos de cualquier origen) o que no pueden ser vacunados (menores de 6 meses). 

Por otro lado, el documento de recomendaciones establece que ante un paciente con gripe, los criterios de derivación e ingreso hospitalario “se basarán globalmente en la presencia de signos de gravedad clínica o de complicaciones, independientemente del virus causante. En los pacientes en que sea necesaria la hospitalización se aconseja la identificación del subtipo viral para confirmar el diagnóstico y adecuar el tratamiento antiviral si está indicado”. 

Respecto al tratamiento con antivirales, no se consideran necesarios si la gripe cursa de una forma leve. No obstante, sí se recomienda la profilaxis en niños en situación del alto riesgo no vacunados o en los que esté contraindicada la vacuna de la gripe o que no respondan a la misma o en familiares con niños no vacunados de alto riesgo.

En lo que se insiste nuevamente es en la importancia de la adopción de medidas de higiene y el aislamiento para reducir la transmisibilidad del virus y la expansión de la enfermedad en la población.

Recomendaciones a adoptar en los niños con gripe sospechada o confirmada

  • Si un niño presenta síntomas sugestivos de gripe debe permanecer en su domicilio (sin asistir a la escuela, viajes, compras, eventos sociales y reuniones públicas) hasta al menos 24 horas después de la desaparición de la fiebre (sin haber recibido tratamiento antitérmico).

  • Los niños podrán asistir de nuevo a la escuela cuando hayan permanecido sin fiebre durante 24 horas y siempre que los padres comprueben una evolución favorable.

  • Enseñar y explicar a los niños mayores la importancia de cubrirse la boca y la nariz cada vez que tosan o estornuden utilizando pañuelos desechables.

  • Si se trata de un niño pequeño se utilizarán pañuelos desechables que se aplicarán por parte de su familiar y/o cuidador, quien realizará la limpieza y aspiración de secreciones por los procedimientos habituales.

  • Los niños mayores se lavarán las manos con agua y jabón (durante 15-20 segundos) y con frecuencia durante todo el día. Los niños más pequeños deberán ser lavados por su familiar encargado y/o cuidador.

  • Los utensilios de comida de los pacientes enfermos (vajilla, cubiertos, etc.) no serán compartidos con los demás miembros familiares y/o cuidadores. Su limpieza debe ser la habitual y apropiada (lavavajillas con agua caliente) y no precisan ser separados de los del resto de la familia.

  • Se utilizarán toallas y ropa distintas del resto de los convivientes. El lavado de ropa no necesita un tratamiento especial, ni precisa lavarse separarse de la del resto de la familia.

  • Durante el período de duración de la enfermedad deben observarse y vigilarse la presencia de signos y síntomas que pudieran indicar complicaciones o mayor gravedad, prestando una vigilancia especial a los cambios de temperatura y de la tos. Si aparecen signos de gravedad se debe contactar con los servicios sanitarios.

* Para más información: Gabinete de prensa de la AEP

Teresa Obregón / Pilar Berengena. Tel. 91 787 03 00