Go to: Contenido » | Main menu » | Information menu »


Intervalos y compatibilidad entre vacunas

Agosto 2015

 

La efectividad de la vacunación depende de muchos factores, uno de los cuales es un adecuado intervalo de administración entre dosis de una misma vacuna y entre distintas vacunas.

Para conseguir una correcta protección es necesario vacunar respetando:

- La edad mínima y máxima de administración de cada vacuna.

- El número total de dosis recomendadas.

- Los intervalos mínimos entre dosis de una misma vacuna.

- Los intervalos entre dosis de distintas vacunas.

Los datos de intervalos de administración se derivan de los resultados de los ensayos clínicos y de la experiencia postcomercialización con la vacuna.

Volver

EDAD DE VACUNACIÓN

La edad establecida para iniciar la vacunación con una vacuna se basa en:

- Edad de mayor riesgo para contraer la enfermedad.

- Edad específica a partir de la cual se produzca la respuesta inmunológica por la vacuna y cuál sea la duración de la inmunidad inducida.

- Edad en la que haya desaparecido la potencial interferencia de la respuesta inmunológica por la transferencia pasiva de anticuerpos maternos.

- Edad específica en la que el riesgo de complicaciones de las vacunaciones asociadas sea menor.

En general, una vacuna se le recomienda al niño sano o al perteneciente a un grupo de riesgo de una determinada enfermedad prevenible, a la edad a partir de la cual puede tener respuesta inmunológica.

Por ejemplo, la vacuna frente a la hepatitis A se administra a partir de los 12 meses de edad, la antigripal a partir de los 6 meses de edad, los componentes de alta carga antigénica de difteria y tos ferina (D y P) solo se pueden aplicar hasta los 7 años de edad.

Volver

INTERVALOS DE ADMINISTRACIÓN ENTRE LAS DISTINTAS DOSIS DE UNA MISMA VACUNA

Aunque existen algunas vacunas que precisan una única dosis en la primovacunación (p. ej. la triple vírica), la mayoría necesitan la administración de más dosis en la serie primaria, para inducir una adecuada inmunidad protectora (p. ej. la vacuna frente a la hepatitis B). Es en estos casos cuando deben observarse los intervalos de tiempo recomendados entre las diferentes dosis, ya que, utilizados en estudios experimentales previos, han demostrado su eficacia y asegurado la correcta respuesta inmunológica. Del mismo modo, hay que respetar los intervalos aconsejados para la revacunación en aquellos preparados que necesiten dosis de recuerdo para mantener la inmunidad a largo plazo. La administración en intervalos inferiores a los recomendados puede reducir la respuesta inmunitaria, y por tanto la eficacia de la vacuna. Por este motivo las dosis administradas antes del intervalo recomendado deben considerarse no válidas, aunque, como norma general, se admiten como dosis válidas aquellas que estén separadas por un intervalo de, al menos, 28 días.

En cuanto a la administración de vacunas en intervalos superiores a los aconsejados (ya sea por la interrupción de la serie primaria o por un intervalo mayor al propuesto para la administración de las dosis de refuerzo) no es necesario reiniciar la pauta completa de vacunación. “Dosis puesta, dosis que cuenta”. Estos intervalos superiores entre dos dosis no disminuyen la respuesta inmunológica. Por tanto, solo es necesario completar la serie primaria o la de refuerzo con las dosis pendientes para considerar al paciente correctamente vacunado. Únicamente en el caso de la vacunación oral frente a la fiebre tifoidea (vacuna atenuada Ty21a), cuando han transcurrido más de 3 semanas desde la última dosis sin haber completado la pauta, es recomendable reiniciar la serie completa.

Volver

INTERVALOS DE ADMINISTRACIÓN ENTRE LAS DOSIS DE DIFERENTES VACUNAS 

Los intervalos de administración mínimos, en estos casos, dependen del tipo de antígeno, ya sea atenuado/vivo o inactivado/muerto, que contenga la vacuna que se vaya a administrar (Tabla 1). 

Tabla1.- Intervalos de administración entre las dosis de diferentes vacunas.

Tipo de vacuna

Intervalo recomendado

Dos o más vacunas inactivadas

Ninguno. Pueden administrarse simultáneamente o por separado sin respetar ningún intervalo

Vacuna inactivada y vacuna viva

Ninguno. Pueden administrarse simultáneamente o por separado sin respetar ningún intervalo

Dos o más vacunas vivas

4 semanas como mínimo, si no se administran simuntáneamente (1)

1.- Las vacunas de antígenos vivos de administración oral pueden administrarse simultáneamente o con cualquier intervalo con las de antígenos inactivados o vivos de administración parenteral. 

Volver

INTERCAMBIO DE VACUNAS ENTRE DIFERENTES PREPARADOS COMERCIALES

Puede suceder que nos encontremos con que un determinado producto comercial no se encuentra disponible para completar las dosis que necesitamos en un determinado intervalo de tiempo. Para asegurar entonces intervalos correctos y evitar oportunidades de vacunación perdidas será entonces necesario utilizar preparados comerciales diferentes. 

En general, las vacunas monovalentes y combinadas para la misma enfermedad y con antígenos similares, procedentes de un mismo fabricante, se consideran intercambiables, existiendo estudios que avalan una seguridad y eficacia equivalente. Hay menos datos sobre la posibilidad de intercambiar vacunas fabricadas por diferentes laboratorios. Para valorar esta cuestión se han realizado estudios de correlación serológica de la inmunidad para diferentes enfermedades utilizando, en la vacunación, dosis combinadas de diferentes fabricantes. En la mayoría de los casos la respuesta inmunológica encontrada es comparable a la obtenida al administrar un mismo preparado comercial. Por ello, se considera que cualquiera de las vacunas conjugadas frente a Hib, los toxoides diftérico y tetánico, las vacunas frente a las hepatitis A y B, las vivas e inactivadas antipoliomielíticas y frente a la rabia, son intercambiables.

La posibilidad de intercambio entre distintos preparados comerciales es más difícil de valorar para enfermedades en las que no existe una correlación serológica de inmunidad, como sucede en el caso de la tos ferina. Por ello se aconseja utilizar el mismo preparado comercial de vacuna acelular, al menos, en las tres primeras dosis de la serie primaria hasta que se disponga de datos que demuestren la posibilidad de intercambio. No obstante se acepta que pueden intercambiarse preparados comerciales de distintos fabricantes si no existe alternativa. 

En el caso de las vacunas frente al rotavirus y frente al virus del papiloma humano no hay estudios realizados y por tanto debe completarse la serie de vacunación con el mismo preparado comercial.

En términos generales, cuando sea posible, se aconseja utilizar el mismo preparado comercial para completar la serie primaria de vacunación. Y cuando esto no sea posible, se considerará adecuado utilizar vacunas similares aprobadas y producidas por otros fabricantes o elaboradas en diferentes países por el mismo fabricante del primer compuesto, para continuar o completar la serie.

Volver

Bibliografía

 

  1. Canadian Immunization Guide. Seventh Edition – 2013. General Guidelines. Principles of Vaccine Interchangeability.
  2. Garcés Sánchez M. Intervalos de administración entre vacunas. En: Manual de vacunas en pediatría 2008. Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría. Madrid: Asociación Española de Pediatría, 2008: 217-224.
  3. General Recommendations on Immunization. Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR. January 28, 2011 / 60(RR02);1-60.