Vista creada el 23/11/2017 a las 21:18 h

Los pediatras aconsejan la vacunación frente a la gripe a partir de los seis meses de edad en niños pertenecientes a grupos de riesgo

Fuente: 
Comité Asesor de Vacunas de la AEP


  • En la pasada campaña sólo se inmunizaron el 30% de los menores españoles susceptibles de recibir la medida preventiva.
  • El Comité Asesor de Vacunas recomienda la inmunoprofilaxis en los niños sanos mayores de 6 meses y adultos que convivan con pacientes de riesgo.
  • Los pediatras insisten en la necesidad de que los profesionales y las administraciones sanitarias se impliquen más para aumentar la cobertura vacunal entre la población infantil.
  • Los menores con dolencias crónicas, inmunodeprimidos o afectados por patología tumoral figuran en los grupos de riesgo.

Madrid, 28 de septiembre de 2011.-. El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP) ha hecho públicas sus recomendaciones sobre la vacunación frente al virus de la gripe en la infancia y adolescencia e insiste en dos puntos fundamentalmente: inmunizar a los niños a partir de seis meses, principalmente los que pertenecen a grupos de riesgo (es decir, menores afectados por dolencias respiratorias, cardiovasculares y metabólicas crónicas, inmunodeprimidos, pacientes oncológicos, etcétera) y promocionar la vacunación entre los propios profesionales sanitarios, sobre todo entre los que trabajan con población infantil. La campaña de vacunación antigripal se inicia en estos días en todas las Comunidades Autónomas.

Según el doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP, “aún hay muchos niños y adolescentes pertenecientes a estos grupos de riesgo que continúan sin recibir dicha vacunación, por lo que es necesario una mayor implicación de los profesionales y de las administraciones sanitarias para transmitir a la población, y de forma especial a los padres de estos menores, las recomendaciones de vacunación frente a la gripe estacional”. De acuerdo con los datos de la anterior campaña, sólo el 30% de los menores españoles susceptibles de ser inmunizados se vacunó contra la gripe estacional, “un porcentaje aún insuficiente para garantizar una completa cobertura”, a juicio del doctor Moreno.

La importancia del médico
En el otro punto donde se insiste es en la vacunación del profesional  sanitario ya que está en continuo contacto con personas pertenecientes a los grupos de riesgo y, por tanto, susceptibles de padecer formas complicadas de gripe. La recomendación es más clara cuando se trata de profesionales que trabajan con niños menores de 6 meses. “La vacunación entre los trabajadores sanitarios no sólo representa una actuación profesional de calidad y solidaria, sino que también constituye un ejemplo para toda la sociedad”, argumenta el doctor Moreno. La media anual de vacunación entre el personal sanitario sigue siendo muy baja, en torno al 20% y el 30%, aunque en algunas áreas como Pediatría, Oncohematología y Urgencias, este porcentaje suele ser superior, si bien rara vez supera el 50%.

Las recomendaciones para la presente campaña no varían sustancialmente respecto a las del pasado año, ya que esta temporada se empleará una vacuna frente a la gripe con la misma composición en cuanto a cepas víricas. No obstante, aunque se haya vacunado al niño en la pasada campaña, los pediatras reiteran que la vacunación antigripal anual es especialmente beneficiosa cuando va dirigida a niños y adultos que se incluyen en el grupo de población considerado de riesgo. Pertenecen a este colectivo aquellas personas que, debido a la enfermedad de base que sufren o por el tratamiento que reciben, pueden padecer formas complicadas y más graves de la enfermedad.

Asimismo, el Comité Asesor de Vacunas recomienda la inmunoprofilaxis en los niños sanos mayores de 6 meses que convivan con pacientes de riesgo (afectados por enfermedades crónicas, etcétera), así como a adultos en contacto con niños y adolescentes pertenecientes a grupos de riesgo. “La vacunación antigripal en todos estos pacientes y en sus contactos domiciliarios representa un beneficio evidente y constituye una oferta de salud incuestionable”, según afirma el doctor Moreno.

Dado que los niños son la principal fuente de propagación del virus de la gripe en la comunidad, y que la tasa media de hospitalización en menores de 5 años es de alrededor de 1 por 1.000 niños sanos, la AEP considera que los niños mayores de 6 meses sanos, aunque no estén incluidos en los grupos de riesgo anteriormente mencionados, pueden vacunarse también frente a la gripe estacional si sus padres lo solicitan o su pediatra lo considera oportuno.

Pautas de administración
La posología es básicamente la misma que en la pasada campaña, es decir, para la obtención de una protección óptima frente a la gripe. La dosificación varía en función de la edad. Hasta los nueve años de edad son necesarias dos dosis de la vacuna, separadas por, al menos, cuatro semanas. La primera debe administrarse tan pronto como la vacuna esté disponible para asegurar que ambas dosis sean recibidas antes de que el virus empiece a circular. Si el menor ha recibido una dosis doble de vacuna en alguna temporada anterior, será suficiente administrar sólo una.

En niños mayores de nueve años en los que existe indicación de la vacuna (por pertenecer al grupo de riesgo) es suficiente una dosis única de la vacuna.

El listado completo de recomendaciones está disponible en la página web  del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría, www.vacunasaep.org [3], donde incluso se puede encontrar la información en inglés.

 

 

* Para más información:

Gabinete de prensa de la Asociación Española de Pediatría

Teresa Obregón / Marina Tocón. Tlno: 91 787 03 00 / 687 72 02 87
tobregon@plannermedia.com [4] / mtocon@plannermedia.com [5]