Vista creada el 25/06/2018 a las 17:34 h

Premio a la luchadora contra los bulos sobre la vacuna del VPH en Japón

04 diciembre 2017
Fuente: 
Elaboración propia a partir de varias fuentes.
El premio John Maddox de 2017 reconoce los esfuerzos de Riko Muranaka contra la desinformación relacionada con la vacuna del VPH en Japón.

En Japón, las vacunas frente al virus del papiloma humano (VPH) se aprobaron en 2010. En 2013 se había alcanzado ya una cobertura cercana al 70 % [1], y en abril del mismo año se incluyó dicha vacunación en el calendario vacunal de las chicas de 12-16 años. Hoy, la vacunación frente al VPH está bajo mínimos [2] en aquel país (menos del 1 %). Fue en junio de 2013, cuando el Ministro de Salud japonés suspendió la recomendación [3] de la vacunación, después de la publicación en los medios de comunicación de informes de supuestos efectos adversos, que nunca se confirmaron. En enero de 2014, el Comité de Revisión de Reacciones Adversas a Vacunas japonés concluyó que no había relación entre la vacuna y los efectos adversos atribuidos, pese a lo cual, hasta la fecha, el gobierno japonés no ha variado su posición: no recomienda activamente la vacunación, aunque sí la financia a las familias que la solicitan.

Riko Muranaka (@rikomrnk [4]), periodista y profesora de medicina en la Universidad de Kyoto, se ha distinguido por su lucha contra los bulos [5] que la sociedad japonesa parece haber dado por buenos. La actividad de Riko Muranaka [6] comenzó en 2013, tras la decisión del gobierno japonés, y le ha granjeado no pocas enemistades y hostilidad desde distintos sectores de la sociedad. Según informa [7] The Guardian, actualmente se encuentra envuelta en un procedimiento judicial, instado por otro médico, de la Universidad de Shinshu y miembro del comité de expertos del Gobierno, a quién acusó de presentar una investigación con resultados falsos, con el fin de desacreditar la vacuna del VPH. Riko Muranaka ha criticado reiteradamente a los medios de comunicación y a las autoridades del país por su contribución a la difusión de los bulos sobre esta vacuna y las previsibles consecuencias futuras en la salud de las mujeres japonesas. Y está en el foco de atención [8] de los sectores antivacunas, cuyas presiones han llegado a los medios académicos, algunos de los cuales han dado la espalda a Riko Muranaka [6], rechazando publicar algunos de sus textos científicos, por miedo a las reacciones de los antivacunas.    

No hace mucho, la OMS volvió a reiterar [9] el elevado grado de seguridad de las vacunas frente al VPH, incluidas en los calendarios vacunales de casi 100 países en todo el mundo.

El Premio John Maddox está avalado por la revista Nature [10], la Fundación Kohn [11] y Sense about Science [12], y pretende reconocer el trabajo de personas de cualquier parte del mundo que promuevan la ciencia y la evidencia sólidas sobre asuntos de interés público, enfrentándose a dificultades e inconvenientes al hacerlo; los ganadores reciben un certificado y 2000 £. El premio John Maddox [13] nació en 2012, siendo esta la sexta edición.

El discurso de Riko Murunaka en la ceremomia de entrega del premio [14] destaca las circunstancias en las que se ha movido en su lucha contra los bulos.

John Maddox (1925-2009 [15]) fue periodista y director de Nature [16] durante 23 años. Según dicen de él [17], Maddox “era, sobre todo, un periodista. No un periodista científico, sino un periodista a secas. Sus editoriales no glosaban las maravillas que contenía el correspondiente número de Nature. Todo lo contrario. Hablaba de lo que quería, con énfasis en política y política científica”.

-oOo-

Más información: